'Sálvame' la volvió a tomar ayer con Lydia Lozano. La colaboradora fue blanco de las risas por unas fotos que han salido publicadas en las que tanto ella como su marido Charly aparecen en traje de baño durante sus vacaciones. Kiko Matamoros o Kiko Hernández se mofaron del aspecto físico de Charly, lo que provocaba la ira de Anabel Pantoja.

Aunque sus dos compañeros intentaron picarla hablando de la "barriga" de su marido, Lydia no entró al trapo y se encontró con el apoyo de Anabel Pantoja, que ya en más de una ocasión se ha quejado de la "gordofobia" de sus compañeros.

"Aquí todos habláis como si fueseis Mister España. Charly tiene su físico y ya está", dijo muy molesta la sobrina de Isabel Pantoja. "Se dice Charly, no Charly y su barriga", se quejó una vez más del 'body sharing' que hacen en el programa. "Estoy harta de que se le ponga el apodo a todo el mundo", añadió.

Con sus aspavientos, Anabel se descuidó y su top dejó entrever un pecho. Paz Padilla quiso avisarla: "Anabel, son las 16:20 horas de la tarde y te está viendo un pezón España entera". Ella no le dio mayor importancia y con total naturalidad se recolocó su camiseta.

Descuidos como este recuerdan a lo que vivió Melyssa en un par de ocasiones durante las pruebas de Supervivientes 2021 en la que también aireó sus pechos sin querer.