La tercera ola de Covid-19 sigue causando estragos entre la población y la Comunitat Valenciana es la más castigada. Además, episodios tan grotescos como el del hospital de campaña de La Fe, no ayudan. En las últimas semanas, cientos de alumnos se quejaron amargamente de la obligatoriedad de la asistencia a las clases presenciales en las Universidades. Pues bien, esto podría cambiar próximamente. "La mínima presencialidad en las aulas posible durante el mes de febrero". Este es el acuerdo al que han llegado este martes la Conselleria de Innovación y Universidades y el rectorado de las universidades públicas valencianas.

Según ha indicado la consellera Carolina Pascual, este acuerdo quiere decir que serán "en formato online los contenidos que puedan ser impartidos por esta vía" mientras que las prácticas "que necesiten presencialidad queden también aseguradas".

Tal y como han indicado desde el departamento autonómico, esta medida ya estaba incluida en los planes de contingencia de los centros. Asimismo, señalan que durante el próximo mes se irán "coordinando y evaluando los escenarios a los que nos vamos enfrentando" para garantizar una "docencia de calidad y garantizando la seguridad".

La próxima semana comenzará el segundo cuatrimestre y suponía la vuelta a las clases presenciales de miles de estudiantes tras el fin de unos exámenes que, en su mayoría, han sido presenciales, pese a que desde la conselleria se emplazase a su celebración telemática.

El lunes la Universidad Católica de Valencia fue la primera en prescindir de la presencialidad ante el avance de los casos de coronavirus en Valencia y pasar toda la docencia a modo telemático.