¿Sientes los ojos secos? Este síndrome afecta, nada más y nada menos que a un 7% de la población adulta de acuerdo a estudios científicos, y es realmente molesto.

Se produce cuando el ojo no logra producir, por sí mismo, la cantidad suficiente de lágrimas y puede causar ardor, picazón e incluso irritación en la zona.

Mayo Clinic ha elaborado un artículo en el que explica que las lágrimas pueden ser escasas o inestables por diferentes razones, de igual modo que los ojos pueden verse rojos si no se producen suficientes lágrimas o si se producen pocas y no tienen la suficiente calidad.

¿Cuándo es posible que se presente la irritación de ojos?

Puede ocurrir cuando un usuario está expuesto a pantallas, a lugares donde hay un aire acondicionado muchas horas enchufado (cerrados), mientras se monta en bicicleta y/o en moto, etc.

  1. Exposición a pantallas
  2. Lugares donde hay aire acondicionado
  3. Montar en bicicleta y/o moto

Con cambios en el estilo de vida bastaría para acabar con esta irritación, aunque siempre es lo más recomendable hablar con un médico especialista para que te recete ciertos medicamentos o soluciones para acabar con este síndrome.

Síntomas del ojo seco

Entre los síntomas que derivan del síndrome del ojo seco, se encuentran los siguientes:

  1. Ardor o picazón en los ojos
  2. Mucosidad viscosa en los ojos o en sus proximidades
  3. Enrojecimiento
  4. Sensibilidad ante la luz
  5. Dificultad para usar lentillas
  6. Sensación de molestia generaliza en los ojos
  7. Complejidad para conducir
  8. Ojos vidriosos/llorosos
  9. Visión borrosa
  10. Fatiga ocular

Ahora bien, pese a que lo recomendable siempre sea acudir al médico para que te recete alguna solución para acabar con tu problema, el portal Healthline asegura que se recomienda consumir ciertas vitaminas que afectan las molestias.

Siempre, eso sí, tendrás que consular al médico antes de consumir ciertas sustancias y/o vitaminas.

Vitamina A

Esta vitamina es buena para mejorar la visión nocturna, además de para prevenir ciertas enfermedades oftalmológicas como las cataratas o la degeneración macular asociada a la edad. La vitamina A está presente en las verduras de hoja verde y también en las zanahorias.

Esta vitamina también se puede encontrar en otros productos:

  1. Carnes
  2. Hígado
  3. Algunos pescados (anguila o congrio)
  4. Mariscos como almejas, chirlas o berberechos

Respecto a la producción de lágrimas o la lubricación de los ojos, la vitamina A favorece la misma. De hecho, la deficiencia de la misma puede causar problemas oculares.

Vitamina D

Esta vitamina, que es soluble, se produce cuando una persona se expone al sol y también se encuentra en algunos alimentos como el salmón. Hay más:

  1. Yema del huevo
  2. Queso
  3. Champiñones
  4. Hígado
  5. Suplementación

Los suplementos con Vitamina D mejoran las gotas oftalmológicas lubricantes y si, se ingieren por vía oral, mejoran la calidad de los lacrimales.

Vitamina B12

Esta última vitamina ayuda a producir ADN y células nerviosas. La deficiencia de la misma agranda la gravedad del síntoma del ojo seco o el dolor ocular. La vitamina B12 puede reparar tejidos como la capa del nervio corneal o los nervios de la superficie externa del ojo. Y eso, a su vez, puede reducir el ardor que generan los ojos secos.

Ocho remedios naturales para los ojos irritados