28 de febrero de 2012
28.02.2012
40 Años
40 Años
FC BARCELONA

Villarrubí: "La Liga no la va a ganar el mejor"

El vicepresidente del Barcelona carga duramente contra el estamento arbitral al mismo tiempo que mantiene que ellos no habla de los árbitros

28.02.2012 | 01:12
Carles Villarrubí, vicepresidente del Barça.

A pesar de que el pasado domingo el Barcelona fue claramente beneficiado en el Vicente Calderón al no ser señalado un penalti de Busquets, el equipo blaugrana volvió a atacar ayer a los árbitros que, supuestamente, benefician al Real Madrid para evitar que el Barça siga con su hegemonía en el fútbol español. Carles Villarubí, vicepresidente de la entidad barcelonista, aseguró ayer en la emisora de radio catalana RAC1 que los culés no «transitan por la liga en las mismas condiciones» que los blancos, aludiendo de forma velada a ciertas decisiones arbitrales recientes.

El directivo del club de la ciudad condal aprovechó las declaraciones de Pep Guardiola sobre que no ganarán la Liga para dejar caer la idea de que, si no la ganan, es porque no les dejan, no por otra cosa: «Las condiciones para que gane el mejor no se producen». Villarrubí incidió en que Guardiola utilizó la ironía para transmitir que «desde un punto de vista racional, no se dan las condiciones objetivas para que el Barça gane la Liga».

Sin embargo, el Barça sigue diciendo que no habla de colegiados. «No hay quejas de los árbitros», matizó Villarrubí, negando que sus palabras escondieran cualquier tipo de censura sobre los últimos arbitrajes recibidos por el Real Madrid. Simplemente, continuó, se refiere a que «los jugadores del Barcelona necesitan un plus de excelencia sobre el campo para ganar porque las situaciones objetivas, en condiciones normales, siempre están en contra». Palabras que, aunque desde el club catalán digan que nada tienen que ver con los árbitros, vienen a poner en tela de juicio la actuación del estamento arbitral y tiran por tierra esa teoría impulsada por el propio Barça de que los culés no hablan de los árbitros porque sus valores deportivos lo impiden. El problema es que han hablado cuando han empezado a perder.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook