E l Villarreal ya está trabajando para la próxima temporada y una de las pruebas es la llegada de Aissa Mandi al Submarino amarillo. No es oficial, pero su llegada para la 2021/22 es un hecho y además cierra una operación sin riesgo. Llega libre y es un jugador consolidado en la élite y LaLiga. Ese es uno de los puntos más importantes. El futbolista no es una incógnita, sino una realidad. Un central con buena salida y gran juego aéreo que, aunque ha jugado en una defensa con críticas en los últimos años como la del Betis, nunca ha puesto el foco sobre su figura, y eso es una gran prueba del nivel que tiene.

Unai Emery consigue con la llegada de Mandi otro perfil más, pero parecido a los que tiene. Es vital entender el juego con balón y para eso era importante seguir con la línea de futbolistas como Pau Torres y Raúl Albiol. También Foyth, a pesar del error ante el Barcelona. Sin embargo, aún está la duda sobre si el argentino continuará con la elástica amarilla. Con Funes Mori hay menos dudas y es que todo parece indicar a que abadonará el club el próximo verano. El argentino, más allá de momentos puntuales, ha demostrado que su nivel podía ser suficiente pero nunca cerca del notable. Y la exigencia en La Cerámica es máxima.

Por eso mismo, la llegada de Mandi se asume como otro paso hacia adelante. Una operación de mercado sensacional en clave amarilla que permitiría tener rotación de plantilla en todas las competiciones y amortiguar incluso una posible salida de Pau Torres.

Jorge Cuenca está también preparado

El Villarreal ya realizó el pasado verano el fichaje de un central pensando en la temporada 21/22. Un zaguero preparado, con partidos en las categorías inferiores de la selección y que abadonó el Barça para firmar por el conjunto de Miralcamp. Sin embargo, como ya pasó con Pau Torres a pesar de que en su caso era canterano, Jorge Cuenca tuvo que ir a la categoría de plata para después dar el salto. Este año ha jugado en el Almería, candidato absoluto al ascenso y tercer clasificado por detrás de Espanyol y Mallorca. Buen juego aéreo, salida de balón y cada vez más rocoso y mejor al choque. Tiene que mejorar en la elección de cuándo abandonar posición pero es un futbolista con una enorme proyección.