Iker Casillas ha vuelto a pasar por las urgencias de un hospital por un nuevo problema en su corazón. El ex futbolista notó un dolor en el pecho y según informa la revista ¡Hola! acudió inmediatamente al centro hospitalario. El campeón del mundo se percató de que su pulso estaba acelerado cuando jugaba con unos amigos al pádel.

El ex jugador del Madrid pasó la noche en el hospital realizándose pruebas para descartar que se tratara de un nuevo infarto, como el que sufrió cuando estaba en activo durante un entrenamiento con el Porto. Ya de madrugada Casillas dejó el hospital para volver a casa tras haber confirmado que solo era un susto.