Es el momento de Pau Torres. El central nacido en Vila-real se ha abierto paso con España en menos de dos años (debido a la pandemia). Desde su llegada al combinado absoluto el futbolista groguet ha dado un plus en una posición que se había quedado huérfana desde la salida de Gerard Piqué como pareja de Sergio Ramos.

El zaguero no solo ha ocupado el gran vacío de Piqué, algo que no era sencillo por la trayectoria del azulgrana con La Roja, sino que lo ha hecho con nota y ganándose la vitola de titular, pero su rol ahora puede ser mayor. La ausencia de Ramos, su salida del Madrid y la incógnita sobre su estado físico tras terminar lesionado la temporada, sitúan en la posición de capitán general de la defensa a Pau Torres. Ahora mismo es el único fijo, ya que Laporte, que se antoja como su pareja ideal de futuro, acaba de aterrizar en el seno de la Selección.

Robert Moreno convocó por primera vez a Pau Torres en octubre de 2019. No fue hasta el tercer partido cuando recibió la alternativa con algunos minutos frente a Malta. Desde entonces de los 14 compromisos que ha tenido España con Pau Torres disponible, el jugador del Villareal ha participado en 9 ocasiones, todas ellas de carácter oficial a excepción del reciente amistoso preparatorio de la Euro que está en marcha frente a Portugal. Los números hablan por sí solos: 1 derrota de 9 participaciones y 6 porterías a cero.

Pau Torres está en un momento dulce. Esta temporada ha ganado la Europa League con el Villarreal, siendo incluido en el once ideal de la competición. En Liga ha sido la temporada de su consagración y su nota estadística está cerca de los grandes defensores del campeonato: Koundé, Varane, Paulista y los centrales del Atlético. Su juventud, su perfil zurdo y su buen criterio en la salida de balón, ya sea en conducción o a través del pase son aptitudes muy preciadas. .A nivel defensivo su temporada junto a Raúl Albiol le ha servido para pulir ciertos aspectos como el dominio en situaciones a campo abierto. Un estilo ciertamente similar al de Luis Enrique en la Selección. Ya es el mejor central de España y puede serlo para muchos años.

Llegar y besar el santo hasta la Eurocopa

Pau Torres ha sido un soplo de tranquilidad para España. Piqué anunció su salida de La Roja tras el Mundial 2018. Desde entonces el primero que se hizo con el puesto junto a Ramos fue Nacho Fernández para los oficiales con Iñigo Martínez, Diego Llorente y Hermoso luchando por el resto de minutos en los amistosos.

Durante la primera parte de 2019 y hasta el estreno del groguet, principalmente Iñigo fue el de Ramos, aunque sin las condiciones con balón que aportaba Piqué y también tiene Pau Torres. A partir de ahí no ha habido duda y el de Vila-real se ha afianzado en un lugar que con su buena progresión será difícil de quitarle. Solo puede crecer.