07 de agosto de 2019
07.08.2019
07/08/2019

A ver si Mestalla se va a quedar pequeño

Pese a que los fichajes por ahora no vuelven loco a nadie, el club agota los abonos

07.08.2019 | 03:17
A ver si Mestalla se va a quedar pequeño

Es una de las mejores decisiones que ha tomado el Valencia CF en los últimos años. Desde el primer día en que conocí la idea del club de lanzar un Abono Total, que traducido al lenguaje del siglo XXI sería algo así como un solo 'clic' para ver todos los partidos en Mestalla y en todas las competiciones, pensé que aquello iba a ser un acierto y un éxito. Tan sencillo y tan claro que hasta produce cierto estupor que no se hubiera hecho antes, que ni siquiera lo pensara el 'gurú' del marketing global que se trajo Peter Lim de Manchester. Tururú.

Ocurre, además, que en su primer año la inversión no ha podido ser más rentable para el aficionado, después de que el equipo jugara en casa todos los partidos que humánamente podía, los 19 de LaLiga, la Copa del Rey hasta semifinales, los tres de la Fase de Grupos de la Champions y hasta la semifinal de la Europa League. Aunque no está siendo un verano especialmente ilusionante en los fichajes, por unas cosas u otras el asunto ha estado parado demasiado tiempo, no es extraño que haya fiebre por apuntarse a la nueva temporada, otra vez en la Liga de Campeones y defendiendo el título de campeones de la Copa. Y ahí es donde surje el problema...

Como todo tiene sus inconvenientes, el hecho de ser un abono para todas las competiciones hace que sea la UEFA la que en realidad marque el límite, porque participar en la Champions League no es solo poner la mano para cobrar un montón de millones, también tiene una serie de obligaciones y entre ellas está dejar abierto un número determinado de localidades para compromisos oficiales, afición visitante y demás. Todos sabemos que Mestalla no se llena todos los partidos, ni mucho menos, pero resulta que una vez más habrá un número importante de aficionados que aún queriendo no van a poder sacarse el abono porque no habrá nuevas altas. Un mal que muchos quisieran para sí, pero al final una decepción para los que se quedan fuera.

Al final va a resultar que el Valencia CF, después de pregonar que bien a gusto se quedaría en el viejo Mestalla, sí va a necesitar cuanto antes ese nuevo estadio, del que hace ya demasiadas semanas que se habla poco, no sé si porque el optimismo inicial ha dado paso a la dura realidad o porque nos tienen deparada alguna sorpresa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook