Opinión

El Guaje apuesta por retener a los jóvenes. ¿Y Lim?

David Villa

David Villa / JM LÓPEZ

A David Villa siempre hay que escucharlo. Porque conoce el Valencia desde dentro, lo ha vivido en persona y lo siente como suyo. También porque sabe del su potencial (historia, estadio, afición) y de lo que sería capaz si los dirigentes tomaran buenas decisiones a corto-medio plazo. Como en su día fue la de apostar por Baraja. El Guaje tiene claro y así lo dice en SUPER que cualquier intento de reconstrucción del club pasa por «retener» a toda esta generación de jóvenes que según él tienen un «recorrido bestial» y darán «mucho que hablar». Villa tiene claro que la única posibilidad de volver a ser «el Valencia de antes» pasa por construir un equipo competitivo en torno a ellos. Sin traspasos para hacer caja. Con un proyecto detrás que les permita crecer. El problema es que quien toma las decisiones en el Valencia sigue siendo Peter Lim y eso siempre es sinónimo de ventas importantes y de pérdida de nivel. Veremos con qué directrices vuelve Layhoon Chan de sus reuniones en Singapur. El Pipo, como el Guaje, piensa que es momento de cerrar las puertas de las salidas y hacerse fuerte con los niños en los próximos años. Veremos qué dice Lim. En enero y en verano. Su ‘modus operandi’ no invita al optimismo. Hay que temerle siempre. Y más a las puertas de un mercado. Peter no quiere al Valencia. Villa sí. Como siempre dice el asturiano, esta siempre será su segunda casa. Gracias por tu cariño, por tu respeto y por tu comprensión, David. Ese es tu gran legado. Más que tus goles.