09 de agosto de 2014
09.08.2014
VENTA XX Convención de Peñas

Amadeo Salvo: "Nadie va a poder con nosotros"

El Presidente lanza un mensaje agresivo a Bankia en Alzira y llama a los aficionados a seguirle en esta lucha

13.08.2014 | 13:55
Nuno posa junto a Amadeo Salvo instantes previos a la comida

"Es difícil vencer a alguien cuando nunca se rinde". Ese es el mensaje en torno al cual Amadeo Salvo ajustó su comparecencia en la convención de peñas valencianistas de Alzira. No era un parlamento cualquiera. El presidente tomó la palabra ante los más de mil peñistas y agitó la atmósfera festiva de la sala con un despliegue embravecido. Aprovechó su intervención para reafirmar la postura del Valencia en un discurso en el que llegó a apreciarse de forma nítida el fantasma del concurso de acreedores y apeló a la unión, "como en los momentos difíciles, como cuando una familia está enferma", ante las continuas trabas de Bankia a la hora de alcanzar un acuerdo con la sociedad Meriton Holdings: "Nadie va a poder con nosotros".

El máximo dirigente de la entidad había leído la frase que utilizó como eslógan en un mensaje instantáneo que recibió tiempo atrás por parte de un aficionado. Un whatsapp que en una tesitura tan compleja como la que afecta al Valencia, adquiere especial relevancia. El presidente dejó claro que por su parte no va a quedar. No va a bajar los brazos y va a llegar hasta el final para asegurar el mejor futuro para el Valencia: "Es duro que el Valencia entre en concurso de acreedores, hay que pasar a la acción. La vida es para los valientes, hay que alejarse de política y explicar por qué el trato bueno para Bankia, bueno para la Fundación y excelente para el Valencia ahora no lo es".

Y es que la posibilidad de que el Valencia entre en concurso de acreedores es real y podría producirse si en los próximos días Bankia y Meriton no desbloquean las negociaciones para alcanzar un acuerdo. Salvo, que este mismo sábado accedió a través de Peter Lim a los últimos movimientos en la negociación entre Bankia y Meriton Holdings, explicó que la entidad financiera "no puede hablar de limpieza y transparencia". Y es que Bankia está pidiendo una serie de garantías que no estaban en al acuerdo alcanzado con Peter Lim. "No solo le piden esa garantía personal, sino también la pignoración de las acciones y además una garantía valorada en 210 millones pignorados en activos", explicó.

Amadeo defendió que Peter Lim, para una deuda de 71 millones de euros, avala "con su patrimonio y garantía personal ilimitada". Y añadió que con un patrimonio valorado en 4.000 millones de dólares, el magnate singapurense "nunca ha devuelto ni el recibo de la escalera". Si en los próximos días Bankia no adopta una postura más comprensiva, pone de su parte para que cristalicen las negociaciones y rebaja sus pretensiones en lo tocante a las garantías de Peter Lim, podría dar al traste de forma definitiva con todos los pasos que se han dado en el proceso de venta y probablemente con la oferta del empresario asiático, que está como loco por hacer un gran proyecto, pero no está dispuesto a pasar por más trabas en un proceso viciado por los intereses presentes en la negociación.

Habrá rueda de prensa de Lim
A eso mismo se refirió Amadeo Salvo, que anunció además que el día 15 el Valencia estará en una situación complicada y "habrá responsabilidades contra Bankia, que, de fructificar la negociación, recuperaría el cien por cien de su deuda con garantías superiores 40 veces a la deuda del Valencia y aún así, está jugando con el Valencia". El presidente llamó a la movilización: "necesito vuestra gasolina. Si tenemos que hablar y que nos escuchen, os digo que Salvo irá el primero, pero me gustaría que me ustedes acompañen. Les necesitamos". Aseguró que Lim dará una rueda de prensa el día 15 para aclarar este proceso y aventuró: "que se aten los machos".

El discurso del máximo dirigente entró en vena a los aficionados, que interrumpían de forma constante su comparecencia con aplausos, vítores, cánticos contra Bankia, y mensajes del estilo "¡qué huevos tienes, Amadeo!". El presidente repitió una frase que hace tan solo unos días pronunció su colega de la Fundación VCF, Aurelio Martínez. "En este negocio", comentó en relación a la resolución del proceso de venta, "el gran beneficiado no es otro que Bankia, pero se pueden encontrar con la horna de su zapato; porque son ellos los que pusieron las condiciones al Sr. Lim, las acepta y ahora se las cambian. No voy a dejar que caiga el Valencia. Hay mucha gente que no vamos a rendirnos por el Valencia CF".

En los últimos meses, explicó, "lo único" que le ha motivado a seguir al frente del club no han sido los resultados, "ni una necesidad económica", sino "el amor por el Valencia. Por casualidades de la vida, hoy estoy aquí arriba, pero yo siento exactamente lo mismo que sentís vosotros por el Valencia", comentó dirigiéndose a los aficionados que lo observaban desde abajo de la tarima, "me enfado igual, lloro igual, me indigno igual...".

Y es que en los últimos meses, todo han sido "zancadillas y problemas" para que no se concrete el proceso de venta de la entidad: "Hoy quiero decir que igual que el presidente habla, aquellos que ponen zancadillas desde la trastienda y la cobardía, que salgan y den un paso al frente. Es muy fácil ser cobarde y muy difícil ser valiente. Que salgan y digan por qué". Respecto al hecho de que la nacionalidad de Lim pueda despertar algún tipo de desconfianza, Salvo justificó que en la Premier ninguno de los seis mejores equipos tiene actualmente un dueño inglés: "Si hay tantos empresarios en la Comunitat y son tan valientes, que salgan y que lo digan. Que salga ese grupo de presión de empresarios valencianos. Han tenido la oportunidad en el proceso. El día que empecemos a dejar vivir a los demás, empezaremos a pensar con la mente en grande. Aquí hay empresarios de primer nivel mundial, pero eso no quiere decir que quieran comprar el Valencia", afirmó convencido Salvo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook