27 de febrero de 2020
27.02.2020
27/02/2020

El Valencia se juega el sábado su credibilidad

Parece que en el seno del club los propios jugadores son conscientes de la responsabilidad que tienen y parecen decididos a mostrar su mejor cara

27.02.2020 | 21:11
El Valencia se juega el sábado su credibilidad

Todo es posible en el mundo del fútbol y en este caso más que posible es casi una necesidad vital para un Valencia CF que últimamente está obteniendo unos resultados calamitosos y practicando un fútbol de un nivel pobrísimo, que ha provocado que el personal esté con la mosca tras la oreja sin comprender muy bien como un equipo puede pegar un bajón tan grande en tan corto espacio de tiempo. Ahora bien, parece que en el seno del club los propios jugadores son conscientes de la responsabilidad que tienen y parecen decididos a mostrar su mejor cara aprovechando el duelo del sábado en Mestalla ante un Betis que no está siendo nada del otro jueves y que en verdad se encuentra clasificado ocho puntos por debajo en la tabla, ocupando una posición que no es acorde a su potencial teórico pero que sí que lo convierte en un rival ideal para un Valencia que quiere dspertar de este mal trago de fútbol por el que está pasando. Jugando en su propio campo y ante un rival clasificado a bastantes puntos de distancia, todo debería ser fácil para la escuadra de un Celades, que en bastantes ocasiones se está viendo superado por los acontecimientos del día a día.

El resultado ante tanto enigma lo tendremos mañana por la tarde en el viejo coliseo de Mestalla y este partido se mueve en un abanico extraño para un equipo que puede despertar de su letargo -cosa que todos queremos por aquí en València- o puede quedar sepultado por un mal resultado y especialmente ante una afición que está un poco hasta las narices de tantas cosas raras que asolan día sí día también al club de sus amores. Ganar al Betis se convierte en una apuesta de riesgo a estas alturas de la temporada. Si el Valencia reacciona y juega al fútbol como ya ha demostrado en pasados compromisos no se le puede escapar esta victoria de Mestalla. Ahora bien, si el equipo no da la talla es cuando Mestalla sí puede demostrar el tremendo disgusto que arrastra.

Ni siquiera la sombra de ese homenaje al gran Guaje David Villa que está presto y dispuesto que se ejecute en nuestro coliseo antes del partido conseguirá frenar el cabreo del personal, que en el fondo y casi en la forma verá como su equipo va a quedar eliminado de la Champions, no se va a clasificar para la próxima y también ha caído de la Copa del Rey con todas las de la ley. Es decir, si el Valencia CF gana y convence, es lo que debería suceder en Mestalla para que todos recobremos la calma y sigamos metidos en la pelea por conseguir alguna cosa esta temporada. Y un nuevo traspiés ante una floja escuadra como el Betis pues sería un dramón importante.

Más artículos de opinión de Vicente Bau, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook