18 de julio de 2018
18.07.2018
Recomenaciones

Consejos para evitar adicciones con el móvil

Un uso intensivo del 'smartphone' puede llegar a generar una sensación de "insatisfacción vital"

18.07.2018 | 17:25
El uso del móvil está originando adicciones.

Con el paso de los años han aumentado las horas que los usuarios dedican a los 'smartphones', y el uso excesivo llega incluso a generar adicciones que pueden evitarse con unas simples pautas que cualquiera puede seguir, y que ayudarán a evitar problemas emocionales, sociales y de salud.

El último estudio de Rastreator, el comparador 'online', señala que 7,6 millones de españoles se consideran adictos a su 'smartphone', y lo utilizan una media de tres horas y 51 minutos al día. Estos datos ponen de manifiesto un crecimiento en el uso de los teléfonos que en ocasiones puede resultar perjudicial para sus usuarios.

El doctor en Psicología y Ciencias de la Conducta y experto en adicciones a las nuevas tecnologías, Daniel Peña, explica que el uso abusivo de los 'smartphones' actúa como una especie de "ladrón silencioso y astuto", puesto que, sin que sus dueños sean conscientes, estos dispositivos "roban tiempo, energía y atención", llegando en ocasiones a "empobrecer las relaciones personales" y haciendo "menos eficaces a las personas en sus metas".

Peña añade que el "robo" efectuado por estos dispositivos puede generar desde una sensación de "insatisfacción vital" hasta problemas "emocionales y de salud". En este sentido, el psicólogo aporta una serie de consejos para no llegar al punto de ser adictos al teléfono móvil, que empiezan por que el usuario se conozca a sí mismo, puesto que el comportamiento difiere según la personalidad de cada uno.

El especialista recomienda marcarse períodos en los que revisar el 'smartphone', mientras se asignan otros en los que esté prohibida su utilización. El experto desaprueba prohibirse el uso de una manera radical, puesto que podría tener lugar un "efecto rebote" con peores consecuencias.

En este sentido, Peña aconseja investigar sobre las razones que llevan a un usuario a utilizar su terminal, en un intento por desechar hábitos tóxicos y ejercer autocontrol en las etapas iniciales. Un ejemplo de ello es colocar el teléfono en un lugar lejano para reducir la tentación. El experto también sugiere la realización de actividades que mejoren la capacidad de atención, como es el caso del 'mindfulness' -concepto que hace referencia a la conciencia plena de la meditación budista-.

En ocasiones las personas sufren de FOMO, o miedo a perderse algo, y actúan de manera irracional. En este sentido, el psicólogo recomienda también aplicar la racionalidad, es decir, intentar analizar la situación y ver si realmente lo que ofrece el teléfono es tan importante como para cambiar nuestras emociones de una forma negativa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook