17 de mayo de 2019
17.05.2019

Errores que cometemos cuando compramos un vuelo

Existen algunas prácticas habituales a la hora de hacer la reserva que pueden encarecen el precio del billete

17.05.2019 | 10:46
Errores que cometemos cuando compramos un vuelo

Se acerca el verano, así que es hora de empezar a pensar en nuestras próximas vacaciones. Para muchos, su destino requerirá coger el avión, así que toca empezar a buscar vuelos para conseguir los billetes al precio más barato. Existen algunos consejos prácticos que nos pueden permitir encontrar vuelos más económicos y ahorrar dinero.

No obstante, debemos saber que también hay algunos errores frecuentes que cometemos a la hora de buscar y reservar un vuelo de avión y que debes evitar si no quieres que el precio de tus billetes se dispare.

No vueles en fin de semana


Coger un vuelo un sábado o un domingo se paga. Por regla general, volar en fin de semana resulta más caro que hacerlo el resto de días. Si dispones de flexibilidad, los mejores días para volar son entre el lunes y el jueves.

Cuidado con el horario de tu vuelo


Otro error frecuente es elegir el vuelo en horas que no son las más adecuadas. En este sentido, debemos saber que volar a primera hora del día o bien a última hora de la noche nos puede permitir ahorrarnos una buena cantidad de dinero. En cambio, el precio se incrementa en los trayectos del mediodía y de la tarde.


Compra el billete un domingo


De la misma forma que no es recomendable volar en fin de semana, sí lo es comprar los billetes un domingo. Según un estudio realizado por Expedia Group y Airlines Reporting, el último día de la semana es el mejor para adquirir un vuelo, pudiéndonos ahorrar hasta un 36% del dinero. Por contra, el jueves y el viernes son los peores días para comprar un billete, ya que la cercanía del fin de semana provoca que los precios se encarezcan.

Evita los intermediarios


En la medida de lo posible compra tú mismo el billete de avión y evita los intermediarios. De esta forma te evitarás las siempre indeseadas comisiones que algunos agentes incorporan en la adquisición de los billetes.

No leer la letra pequeña


Hay ofertas que nos pueden salir caras. Antes de darle al botón de confirmar, es conveniente leer con atención la letra pequeña. De esta forma nos evitaremos disgustos como que el equipaje no esté incluido en el precio o que al intentar elegir un asiento nos cobren más dinero.

No comparar


En ocasiones por las prisas o por comodidad no investigamos suficientemente sobre la amplia oferta de vuelos que existen. Dedicar tiempo y esfuerzo a buscar y comparar entre las diversas compañías puede ayudarnos a encontrar ofertas interesantes y a ahorrarnos una buena cantidad de dinero.


Comprar los billetes en el último momento


En ocasiones es inevitable, pero siempre que puedas intenta comprar los vuelos con un cierto tiempo de antelación para evitar en la medida de lo posible los incrementos de precios habituales cuando se acerca la fecha del vuelo. No obstante, tampoco es bueno ser demasiado previsor. En circunstancias normales de oferta y demanda, basta una antelación de un mes para vuelos de corto y medio alcance y de alrededor de dos meses para vuelos de largo alcance.

Desechar las escalas


Aunque resulta más cómodo un vuelo directo, un error que cometemos habitualmente es descartar de antemano la posibilidad de coger vuelos con escalas. En ocasiones, pasar unas horas en un aeropuerto intermedio nos puede permitir ahorrar una cantidad de dinero nada desdeñable.

Buscar los aeropuertos principales


Aunque deberemos contar con el coste de coger un taxi o un autobús para desplazarnos hasta nuestro destino, a menudo elegir un aeropuerto secundario para nuestro viaje nos puede resultar más barato.

Billete de ida y vuelta o dos billetes de ida


Estamos acostumbrados a comprar billetes de ida y vuelta, pero no es extraño que en ocasiones salga más a cuenta coger dos vuelos de ida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook