17 de enero de 2020
17.01.2020
EN DIRECTO
Curiosidades

Cómo te ha cambiado la vida la tecnología en los últimos 10 años

Las ciudades, los vehículos, los instrumentos y sobre todo nuestros hábitos se han transformado

17.01.2020 | 16:17
La tecnología ha moldeado nuestra forma de trabajar.

La llegada de 2020 deja atrás una década de grandes cambios en la que la tecnología ha moldeado nuestras vidas. Las ciudades, los vehículos, los instrumentos de trabajo y sobre todo nuestros hábitos y rutinas diarias se han visto transformadas por el desarrollo imparable de la tecnología.

Los cambios, que hemos ido asumiendo apenas sin ser conscientes, han hecho que nuestras vidas no sean iguales a las de 2010. Y es que, la tecnología evoluciona hoy en día a tal velocidad, que en una década se dan cambios más drásticos de los que se daban en el pasado en el mismo periodo de tiempo.

Las personas mayores de edad, habrán podido percibir con claridad la revolución a la que se ha visto sometida su vida. Una revolución en la que diariamente no reparamos, pero que si echamos la vista atrás nos sorprenderá. Aquí recopilamos algunos cambios que han experimentado nuestras vidas.

Las llamadas para quedar han pasado a la historia

Con el desarrollo de los teléfonos móviles, las redes móviles y sobre todo el nacimiento de WhatsApp, las llamadas han quedado restringidas solo para ocasiones importantes. Hoy en día, la comunicación con nuestros amigos resulta prácticamente continua. Para quedar en un lugar y a una hora determinada ya no hace falta llamar, pues con un simple WhatsApp es suficiente.

Reencuentros menos apasionados

ShutterStock

En la actualidad, personas que viven en partes opuestas del mundo pueden comunicarse mediante internet diariamente. Antes, las llamadas entre diferentes países eran muy caras, por lo que solo se podía mantener un contacto más esporádico. Ello hacía que los retornos a casa fueran mucho más intensos y los reencuentros solían ser muy apasionados. Ahora, por suerte, podemos mantener un contacto continuo con nuestros seres queridos y sentirnos más cerca de casa aunque nos encontremos a miles de kilómetros. Aplicaciones como WhattsApp o Skype, hacen que las distancias sean menores.

Las cámaras de fotos

Si bien es cierto que los apasionados a la fotografía siguen utilizando las cámaras de fotos, muchas personas solamente se valen de un 'smartphone' para realizar instantáneas casi profesionales. Y es que, si conocemos la técnica y poseemos un móvil con una cámara integrada suficientemente potente, podremos lograr resultados extraordinarios. Los móviles de 2010 contaban con cámara de fotos, pero su capacidad poco o nada tienen que ver con las actuales.

En la actualidad, cuando prácticamente todas las fotos son digitales y las vemos a través de una pantalla, se han puesto de moda las cámaras instantáneas, esas que son capaces de imprimir una imagen en papel de fotografía en pocos segundos.

Las redes sociales

En el año 2020 hemos adquirido la costumbre de contar nuestro día a día con pleno detalle en las diferentes redes sociales. Son muchos los que utilizan twitter para dejar patentes sus opiniones sobre infinidad de temas o para informarse de las opiniones de su vecino. En Instagram, por ejemplo, tienen un gran éxito las cuentas que publican su día a día: desde la ropa que utilizan, hasta la comida que comen, pasando por los ejercicios que realizan en el gimnasio. Todo esto ha propiciado el surgimiento de una profesión: los llamados 'influencers'. Pero, por otro lado, las redes sociales han perjudicado nuestra intimidad, ya que, casi sin darnos cuenta hemos regalado nuestros datos personales a las empresas, que saben qué queremos, cuándo lo queremos y cómo lo queremos.

Plataformas de streaming

ShutterStock

La retransmisión en directo o 'streaming' permite a los usuarios reproducir un contenido sin necesidad de esperar a descargarlo para poder consumirlo. Así, en estas espacios el internauta puede ver un vídeo, una serie o película al mismo tiempo que se descarga.

Esto ha impulsado el surgimiento y el auge de plataformas como Youtube, Netflix o Spotify, entre muchas otras. Empresas como Netflix han contribuido a debilitar la piratería en internet y han influido a que las personas se hayan 'enganchado' a las series. Por un módico precio mensual, estos portales te dan acceso a infinidad de series y películas que puedes disfrutar en tu móvil, tableta o televisión. Lo mismo logró Spotify con el mundo de la música. Con una versión gratuita y otra de pago sin anuncios, esta plataforma te lleva toda la música del planeta a tu mano.

Youtube, por su parte, se ha convertido desde su nacimiento en 2005, cuando sus creadores publicaron el primer vídeo en la plataforma, 'Me at the zoo', en un gigante en el que son los propios usuarios los que generan el contenido. Algunos de aquellos jóvenes locos que colgaban en 2010 sus vídeos en esta especie de red social, hoy se han convertido en verdaderas estrellas mediáticas, con millones de seguidores y contratos de estrellas de Hollywood.

La forma de hacer un trabajo

Internet también ha cambiado la forma en la que realizamos los trabajos. Ya no hay necesidad de quedar en la biblioteca con nuestros compañeros para llevar a cabo una labor grupal. Ahora, varios integrantes del grupo pueden trabajar simultáneamente en el mismo documento cada uno desde su casa. Además, en la red podemos encontrar una cantidad de información infinita, por lo que recurrir a la enciclopedia física es una actividad casi olvidada.

Vehículos eléctricos y autónomos y patinetes eléctricos

Las ciudades en las que vivimos también se han visto sometidas a infinidad de cambios. En la lucha contra la contaminación, la sociedad trata de paliar el daño al planeta reduciendo los gases contaminantes. Ello ha hecho que en algunas grandes ciudades se haya restringido la entrada a los vehículos contaminantes. Simultáneamente los coches híbridos y eléctricos están ganando terreno y cada vez es más habitual verlos en nuestras carreteras. Sin embargo, posiblemente sea en la próxima década cuando veamos los mayores cambios en este aspecto con la democratización de los coches autónomos. Hoy por hoy, ya existen vehículos en el mundo que no necesitan conductor, pero de momento habrá que esperar para que su uso sea más habitual y la legislación regule su circulación.

Las grandes ciudades también han vivido la llegada de los patinetes eléctricos, que inundan las aceras y las urbes. Esta nueva forma de movilidad está en auge, una que resulta un transporte sostenible y muy cómodo, que el usuario puede aparcar en prácticamente cualquier lugar. Pero, con la proliferación de estos patinetes, también han surgido nuevos problemas, como atropellos a peatones o atropellos de otros vehículos a patinetes. 

Deterioro de las relaciones personales

ShutterStock

Todas estas evoluciones han hecho de nuestro día a día algo más sencillo. No obstante, nuestras relaciones personales se han visto dañadas. Por ello, el ser humano debe recapacitar para conservar su lado más humano sin renunciar a todos los beneficios de la tecnología. Mirarnos a los ojos, conversar en un parque, abrazarnos y reírnos entre amigos es algo que no debemos perder. Como tampoco podemos dejar que nuestra vida sea demasiado sedentaria, por lo que se debe incentivar la práctica del deporte, si es con compañeros, mejor. Para ello, deberíamos olvidarnos por un momento del móvil y dejar de pensar en las calorías que quemamos dependiendo del ejercicio que realicemos. Hacer deporte puede ser sinónimo de disfrutar también en esta nueva década.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook