Juan Foyth será el segundo fichaje del nuevo Villarreal o el primero, porque el orden no importa, después de la contratación de Aïsa Mandi como agente libre tras terminar contrato con el Betis, que el club planea hacer oficial en los próximos días.

El Submarino ha decidido hacer efectiva la cláusula que figura en el contrato de préstamo para quedarse definitivamente con el futbolista. La fecha tope para hacerla efectiva era el 15 de junio y la única negociación será el acuerdo para hacer efectivos los plazos de los 15 millones de euros que costará el transfer de Juan Foyth.

Una cantidad cuya rebaja ha sido imposible de conseguir porque la cotización del jugador ha subido después de haberse consolidado en el fútbol europeo y en una Liga tan exigente como la española, como jugador del Villarreal.

Gran inversión

Foyth será la primera gran inversión del club de la Plana Baixa para el curso de su regreso a la Champions League, puesto que 15 millones, con la situación actual de crisis por la pandemia del covid-19, ya es de por sí uno de los traspasos más altos que se producirán en LaLiga.

La contratación del futbolista argentino, comodín para Unai Emery durante toda la temporada, era una prioridad para el técnico vasco. Ubicar en una posición al a priori central, después mediocentro en el periodo de lesiones en el centro del campo amarillo y, finalmente, lateral derecho, demarcación en la que se ha consolidado como un fijo en el once groguet, era una labor complicada porque su rendimiento ha sido alto en todas ellas. De hecho, Emery lo alineó como lateral derecho, después de un mes de inactividad por una lesión muscular, en la final de Gdansk, posiblemente uno de los encuentros más importantes de la historia del Villarreal, por delante de Mario Gaspar y Rubén Peña, jugadores específicos en esa demarcación. Foyth es, a día de hoy, un fijo en el once de gala del técnico vasco y, junto a Mandi, el segundo fichaje del Submarino 21-22.

Sus números

Las prestaciones de Juan Foyth hablan por sí solas, ya que ha sido el noveno jugador más utilizado de toda la plantilla amarilla en la presente temporada en el global de las tres competiciones, siendo fundamental en la conquista de la Europa League.

El polivalente defensa argentino, que ha jugado esta temporada de central, de lateral derecho y de mediocentro, ha disputado un total de 32 compromisos oficiales, con 2.448 minutos entre Liga, Europa League y Copa del Rey, con un gol (Europa League) y dos asistencias (una en la Europa League y otra en la Copa del Rey)