PARCELA SOCIAL

El VCF controla la entidad por primera vez desde que es SAD

La Fundació VCF, que ha adquirido la mayor parte de los títulos en la ampliación de capital, depende del club.

05.09.2009 | 16:23

El Valencia se ha convertido por primera vez en sus diecisiete años de funcionamiento como sociedad anónima deportiva en propietario del propio club, una vez cerrada la ampliación de capital social con la adquisición de la mayor parte de títulos por la Fundación Valencia CF, que depende directamente de la entidad.

Con fecha 3 de septiembre, la ampliación de capital social quedó inscrita en el Registro Mercantil de Valencia, con lo que el proceso ha quedado cerrado, tras dos meses, con la adquisición de los títulos sobrantes por la Fundación.

Las acciones en propiedad de la Fundación superan ampliamente el cincuenta por ciento del capital social del club y a ellas se unen los títulos de los integrantes del consejo de administración y de los numerosos accionistas que adquirieron títulos en la fase de suscripción preferente, donde gastaron 18 de los 92 millones establecidos.

Todo ello supone que ahora, el club está controlado por el consejo de administración que preside Manuel Llorente, tras unos años en los que casi siempre, el máximo accionista del club ha estado fuera de su consejo de administración.

El Valencia ha tenido durante su etapa como sociedad anónima deportiva un total de nueve presidentes, el primero de los cuales, Arturo Tuzón, vivió la transformación en el año 1992.

Tras el, estuvieron al frente del club Melchor Hoyos, Francisco Roig, Pedro Cortés, Jaume Ortí, Juan Soler, Agustín Morera y Vicente Soriano, antes de que Llorente accediera a la presidencia de la entidad hace casi tres meses.

Durante estos años, una de las constantes de la vida del club ha sido que el presidente de la entidad no fuera el máximo accionista, lo que provocó en alguna ocasión enfrentamientos entre los gestores del club y los propietarios de las acciones.

La figura del que preside y no manda ha estado presente durante estos años frente a la del presidente máximo accionista, tal y como ocurrió con Francisco Roig (1994-1997) y Juan Soler (2004-2008).

Fue precisamente entre 1999 y 2004, cuando los presidentes del club no eran los propietarios de la sociedad, cuando los resultados deportivos fueron, paradójicamente, más destacados.

En esa etapa el club logró una Copa del Rey, dos Ligas, una Copa de la UEFA, una Supercopa de España y una Supercopa de Europa, además de alcanzar el título de mejor equipo del mundo según la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol (IFFHS).

Ahora el Valencia, inmerso en una crisis económica extrema, con las obras del estadio paradas desde hace seis meses y tras una etapa larga en la que los futbolistas no habían cobrado, ha logrado completar la ampliación de capital, que le permite partir de cero a la hora de que sus dirigentes traten de reflotar la entidad.

Manuel Llorente, presidente del club, cuya fundación es propietaria del paquete principal de acciones, ha afirmado que haber completado este proceso permite a la entidad partir de cero de cara a su recuperación económica, que sin esta ampliación habría sido inviable.

A partir de ahora, el Valencia se ha marcado objetivos económicos y deportivos, con la intención de acabar el presente campeonato de Liga entre los cuatro primeros para disputar la Liga de Campeones 2010-2011, para lo que ha mantenido en la plantilla a sus jugadores más cotizados como David Villa, David Silva o Juan Manuel Mata.

Para ello, el club cuenta con el respaldo económico de Bancaja, principal acreedora del club al que ha concedido un crédito de 75 millones de euros y de la Generalitat, que ha avalado esta operación.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Superdeporte