DJUKIC

Djukic pierde parte de su crédito entre la afición

Las encuestas reflejan la pérdida de confianza en el entrenador

14.11.2013 | 18:05
El serbio durante el Valencia - Valladolid
El serbio durante el Valencia - Valladolid

Miroslav Djukic mantiene la confianza de Amadeo Salvo y del Consejo de Administración del Valencia, ese es el discurso que mantiene el club después de que en 13 jornadas el entrenador no haya encontrado la tecla que haga funcionar el equipo y ser competitivo. «No nos hemos planteado la destitución de Djukic, quizás una cadena de malos resultados nos haría cambiar de opinión, siempre que pensáramos que la culpa es del técnico, pero Djukic no tira los penaltis». Son las palabras este pasado lunes del portavoz del Consejo, Rafael Bonmatí.

Sin embargo, en menos de tres meses de competición el míster balcánico se ha dejado por el camino una parte importante del crédito que despertó entre los aficionados cuando en junio aterrizó en la entidad y dijo aquello de que venía a «despertar a un gigante dormido». En Mestalla nunca se ha escuchado un cántico que incluya su nombre, como tampoco sonó nunca el de Pellegrino antes de que fuera destituido más o menos por estas fechas. Es la prueba de que más allá de los resultados y de la imagen del equipo, hay figuras que merecen y tienen un respeto por lo que han sido en el Valencia CF.

No hay duda de que el descontento con su labor estrictamente de entrenador de este equipo crece semana a semana, la confianza en que conseguirá dar la vuelta a la situación se desvanece, y con ello aumenta también la percepción de que tarde o temprano los resultados acabarán con su etapa antes de lo previsto. SUPER tiene dos encuestas abiertas en su página web respecto a la continuidad de Djukic y en ambas su posición es complicada. En la primera de ellas, un 61% de los participantes creen que la solución a los malos resultados es echar al entrenador. En la otra un 73% de los aficionados que han votado está convencido de que el serbio no acabará la temporada sentado en el banquillo del Valencia. Más allá de que sigan o no creyendo en Djukic, la mayoría opina que al final la cuerda acabará rompiéndose por donde suele hacerlo en el mundo del fútbol, el del técnico.

Para observar este deterioro de la confianza en el trabajo del entrenador basta comparar estos números con los de una encuesta que propuso www.superdeporte.es a sus lectores justo después de que Amadeo Salvo confirmase en directo por televisión, y a la conclusión del partido ante el Sevilla, que el entrenador acabaría la temporada «pase lo que pase». Entonces, el 24 de septiembre, la inmensa mayoría de los aficionados apoyaban esta postura del presidente, con un 84% a favor y sólo un 16% en contra.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Superdeporte