EQUIPO

Con Nuno... a comer todos juntos

El técnico quiere fomentar la unión del grupo, prefiere viajar el día de antes y hacer paseo matinal

23.08.2014 | 19:10
La plantilla dando un paseo por un parque cercano a su hotel en Sevilla
La plantilla dando un paseo por un parque cercano a su hotel en Sevilla

Primer viaje oficial de la temporada. El Valencia aterrizó ayer en Sevilla pasadas las ocho de la tarde. Bruno Zuculini y Joâo Cancelo debutaban en la expedición, aunque son muchas las caras nuevas del equipo respecto a la pasada temporada. Es una de las grandes novedades en el desplazamiento, así como las nuevas costumbres que quiere implantar Nuno Espírito Santo. El entrenador portugués les quiere juntos, sin grupitos para fomentar la unión del vestuario y en las concentraciones los jugadores comen todos juntos en la misma mesa. Una solo para los futbolistas, ya que técnicos, ayudantes o utilleros lo hacen en otra.

Con Nuno no se introducen grandes cambios en las concentraciones; sí se va a viajar el día anterior -el único que no era partidario de eso fue Ernesto Valverde-, y el técnico luso recupera el paseo matinal, como ya se pudo comprobar en el desplazamiento a Manchester. Otra de las novedades es que para los partidos de casa, si es tarde como el del próximo viernes ante el Málaga, concentrará a los jugadores a mediodía del viernes para comer, sin que haya una sesión matinal. El entrenamiento a puerta cerrada se realiza dos días antes del partido. Una nueva filosofía que con el pistolezado de salida en Sevilla irá tomando forma en los sucesivos viajes durante toda la temporada.

El capitán, el primero en llegar
Dani Parejo fue el primero en presentarse en la terminal. Durante todo el viaje reinó el buen ambiente, aunque alguno aprovechó el viaje para echar un sueñecito. Rufete y Amadeo Salvo llegaron al aeropuerto conversando, y antes de embarcar, volvieron a hablar. La plantilla todavía no está cerrada y hay temas en el aire que tratar. Antes de subirse al avión, el presidente fue a saludar a Nuno. Justo antes de sentarse en la primera fila de avión, sitio A, en la parte izquierda. En la primera fila, pero en la parte derecha el entrenador. Rufete aprovechó para leer un libro que se llevó durante el tiempo que duró el vuelo, unas filas más atrás, los jugadores. Del mate se encarga Nicolás Otamendi, él lleva todo lo necesario para tomarlo. Junto al central argentino, su compatriota Rodrigo de Paul y justo detrás Bruno Zuculini, junto a Lucas Orban, otro de los nuevos este año. ´Zucu´, como ya le conoce la plantilla, no dejó de reír en ningún momento. Está feliz.
Al llegar a Sevilla les esperaban algunos seguidores del Valencia, firma de autógrafos y a descansar.

Enlaces recomendados: Premios Cine