Gente en sitios

El punk seductor

Ética y estética; el punk intentó que la revolución se hiciera bailando (y vistiendo); casi lo logra

19.09.2016 | 12:29
Edie Sedgwick y Andy Warhol, en uno de sus saraos.
Edie Sedgwick y Andy Warhol, en uno de sus saraos.

Andaba yo por París al final de los setenta aprendiendo el oficio de moderna, y mi amiga afrofrancesa, que era la mejor estilista funky, me invitó a ir con ella a Le Palace, la enorme boîte recién inaugurada por Grace Jones. Había una fiesta en honor a los Sex Pistols y mi amiga me calzó unas Doc Martens, una camiseta desgarrada y muchos imperdibles remendando los sietes que se abrían aquí y allá. Con dos copas de más me acerqué al cantante, Johnny Rotten, así, en plan colega: me miró y escupió sobre mis botas. Había pillado la impostura con sólo oler mi perfume.

Magazine Fashion&Arts

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine