24 de noviembre de 2020
24.11.2020
Superdeporte
25/11/2020

La ATE del Valencia CF, "exprópiese, colectivícese..."

Si se judicializa la prórroga de la ATE el Valencia CF gana tiempo que es lo que no tiene ahora

24.11.2020 | 20:19
La ATE del Valencia CF, "exprópiese, colectivícese..."

El Ayuntamiento de València vuelve a posicionarse en público con el asunto del estadio del Valencia CF. Lo más lógico y normal del mundo. De hecho, mientras el Valencia CF siga pagando a Bankia, lo único que pueden exigirle los políticos al club es que cumpla con los compromisos que adquirió con las instituciones públicas valencianas a cambio de un instrumento urbanístico como la ATE: terminar el estadio. Lo otro ni le va ni le viene, son relaciones comerciales entre dos empresas privadas donde los políticos no deben meter la nariz a no ser que entremos, 'corbella' en mano, en el "exprópiese, colectivícese, que el poble mane més enllà de ministres i presidents".

Vayamos ahora a lo último que sabemos por parte del alcalde Joan Ribó, y de la vicealcaldesa, Sandra Gómez, que en un artículo publicado por eldiario.es poco más o menos desgrana su estrategia. Pero pasa que hay cosas que no terminan de encajar. Para empezar un órdago a la grande. Dice Sandra que si el Valencia CF no hace ningún movimiento en los próximos meses con el que dé a entender una verdadera voluntad de reanudar las obras del estadio, se planteará solicitar a la Generalitat que no prorrogue al club blanquinegro la ATE, que interpreta (por otra parte) caduca en mayo de 2021. La ATE tienen por objeto la ordenación, gestión y desarrollo de intervenciones territoriales singulares de relevancia supramunicipal, que así sean declaradas por el Consell, y que por su interés general requieran un procedimiento de tramitación específico y acelerado es ni más ni menos que decisión política (Actuación Territorial Estratégica), y por ella se decide cuántos metros de viviendas puedes hacer en un solar, que en el del actual Mestalla, son 40.000 metros).

Pero claro, resulta que Sandra lleva unos meses abanderando este asunto hasta tal punto que es casi una influencer mediática... pero ella no tiene la capacidad de prorrogar ni de la anular la ATE, la tiene el Consell que es quien la aprobó. ¿Pero qué me estás contando? Si no es competencia suya esta decisión, ¿qué pinta todas las semanas hablando del mismo tema? Y ya que estamos, quiero creer que si llega el momento tendrá la capacidad de no equivocarse de consellería; El seguimiento de la ATE que nos ocupa no depende de la Conselleria de Política Territorial, su seguimiento corresponde a la Conselleria de Economía junto al Ayuntamiento. Lo pone en la propia ATE, acuerdo cuarto... Algo así como que trata de un proyecto empresarial de gran magnitud para generar unas rentas para el territorio de unos 1.200 millones de euros y una creación de 3.500 empleos (entre directos e indirectos). Esta inversión es inmediata y se desarrollará completamente en un periodo de entre cinco y diez años, dependiendo de la coyuntura económica y dotaba a la ciudad de València, y a su área metropolitana, de espacios comerciales de elevada calidad y diferenciación que permitan completar y poner en valor uno de los mejores estadios de fútbol cinco estrellas de la Unión Europea, con capacidad de acogida para eventos deportivos de primer rango europeo y mundial. Obsérvese que habla de cinco a 10 años (se aprobó definitvamente en 2015) y dependiendo de la coyuntura económica.

El impacto económico

Tenemos también que dice Sandra que no prorrogar el ATE tendría un impacto económico para el Valencia CF de entre 15 y 20 millones... ¿Cómo? ¿Pero no decían que si no se prorrogaba el ATE el Valencia CF podía entrar en causa de disolución? A ver, dudo que en mi vida llegue a tener ni la mitad de la mitad de la mitad de quince millones de euros, pero teniendo en cuenta que nos movemos en las variables que nos movemos, si el impacto de no prorrogar el ATE es este, no le metamos el miedo en el cuerpo al personal. Que el Valencia CF no dé muestras de querer acabar el estadio es vergonzoso por parte de su máximo accionista, el señor Peter Lim, pero una cosa es un impacto de entre 15 y 25 millones que por otra parte el club ya ha dotado en las cuentas, y otra decir que si no hay ATE poco menos que desaparece el Valencia CF...

Y por último está la vía judicial. Pongamos que el Valencia CF envía meses antes de que caduque la ATE un escrito para que se prorrogue, atendiendo a la coyuntura económica valenciana, europea y mundial: se llama COVI 19. Si la Conselleria de Economía, -recordemos que es la de Economia y no la de Política Territorial- quiere no prorrogarla puede recurrir y€ lo mismo nos tiramos cuatro años hasta que el recurso llegue al Tribunal Supremo. Conclusión, el Valencia CF gana tiempo que es lo que no tiene, o lo que no quiere darle Sandra Gómez. ¡Pues sí que estamos apañados! La otra opción es que el Valencia CF no pida nada, me lo creo todo, es decir, no pida que se prorrogue la ATE, y el Ayuntamiento vaya a la Generalitat a pedir que no se prorrogue... ¡y a los juzgados de nuevo! Como yo lo veo, judicializar la ATE solo sirve para darle tiempo al Valencia CF. No tiene sentido si de lo que se trata es de presionar al club para que reanude las obras.

Pero el club tendrá que reanudar las obras si lo que le pagan por el solar no es menor que lo que le cuesta la hipoteca, y pasa que el Valencia CF no tiene ofertas para vender el solar de Mestalla, de momento,que le permitan no perder dinero. Bueno, pasa eso y que Peter Lim no los pone, esa es otra. Llegan ofertas por una cantidad menor de lo que le está costando la hipoteca y por lo tanto lo que le conviene al Valencia CF es judicializar la ATE... Si yo fuese Peter Lim ya estaría contactando con el mejor abogado de España experto en urbanismo. No me puedo creer que un político presione al Valencia CF para que venda el solar por una cantidad menor a lo que le cuesta la hipoteca y por lo tanto asuma las deudas para que otro, por ejemplo Construcciones Sebastián García SA, venda los pisos de la Avenida de Aragón dentro de cinco o seis años. Para eso, el Valencia asume que no se prorroga el ATE, judicializa el proceso y si durante ese tiempo aparece un inversor que paga una cantidad suficiente como para no tener que perder dinero, pues se pararía el proceso dado que no tendría sentido porque a las partes en litigio se les presenta la solución al problema por el que litigan.

Y luego tenemos a Joan Ribó. El alcalde pide un gesto a Peter Lim. Por ejemplo le gustaría que el Valencia CF 'arreplegue' todos los años una cantidad de dinero para terminar el estadio, aunque le cueste diez años terminarlo. Ribó quiere que se termine en plan hormiguita si hace falta, pero que se reanude y se termine. En pocas palabras, quiere que Peter Lim le demuestre a los valencianistas y sobre todo a los vecinos de la ciudad de Valencia que tiene verdadera intención de terminar el estadio y que por lo tanto demuestre que la ciudad le importa. La pregunta es, ¿de verdad le importa a Peter Lim la ciudad de València y sus vecinos? Pues en los próximos meses lo vamos a ver. Apuesto a que muy poco. Por otra parte, Ribó tiene más razón que un santo en una cosa, el estadio se ideó para potenciar la marca de la ciudad, y ahora hace lo contrario, ahora le dice al mundo que en València la crisis no termina jamás... Efectivamente, es perverso.

Puedes leer más opiniones de Carlos Bosch en este enlace.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook