20 de enero de 2019
20.01.2019
Superdeporte
20/01/2019

¿Y ahora qué?

Un hecho que debió llevar a la exclusión del FC Barcelona en la Copa

20.01.2019 | 20:08

El Levante UD fue eliminado de la Copa del Rey en octavos de final por el FC Barcelona, a pesar de que éste había cometido alineación indebida en el partido de ida celebrado en Valencia. La alineación del jugador Chumi era y es absolutamente anti-reglamentaria, por indebida, y debió haber tenido el resultado de la eliminación de los culés por ese hecho, ya que el Código Disciplinario de la RFEF es claro en ese sentido.

Sin embargo, también es claro que, cuando se juega un partido entre semana, se rebaja de 48 a 24 horas el plazo para impugnar el resultado y solicitar pasar la eliminatoria, por lo que al día siguiente a las 2 de la tarde, como mucho, del partido celebrado el 10 de enero, se debía haber presentado la denuncia oportuna.

La Juez de Competición ha dictaminado que debe archivar el expediente ya que se envió el recurso extemporáneamente, es decir fuera de plazo. Tenemos, por lo tanto, un hecho que es no reglamentario y que debió llevar a la exclusión del FC Barcelona pero que, al haberse denunciado tarde, lo que hace es «convalidar el resultado».

Resultado que, como indica la fórmula, no hubiera debido ser válido pero que se «convalida». Esto puede parecer injusto porque la actuación contraria a ley existió pero los plazos reglamentarios no han dejado más margen a la RFEF. Pero el Levante UD ha decidido, y así lo ha comunicado, recurrir ante el Comité de Apelación de la misma RFEF.

Aunque el resultado será, previsiblemente, el mismo, aplaudo la postura de los granotas porque existen más posibilidades, que ahora explicaré. El Comité de apelación podría llegar a tiempo para decidir, aunque no lo creo, antes de los partidos de cuartos de final, pero, como con casi total seguridad, avalará el archivo decidido por la primera instancia disciplinaria, nos encontraremos con que el Levante UD luchará no ya por integrarse en la Copa del Rey sino por demandar una indemnización económica.

Y, me dirán Vds., si se ha archivado y parece tan claro que la denuncia fue fuera de plazo, ¿qué hay ahora que permita soñar con algo más? Pues bien, una vez resuelto por el Comité de Apelación, el siguiente recurso nos llevaría ante el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), que reemplazó al ya extinto Comité Español de Disciplina Deportiva.

Este órgano es el último en la vía administrativo-deportiva y la Juez de Competición ha hecho referencia, en su decisión, a varias sentencias del mismo que apoyan su postura de archivo de la causa, con lo que parece que también caería en saco roto el recurso que, en su caso, presentaría el Levante UD.

Pero, tras ese paso, entraríamos ya en la Justicia ordinaria, y el siguiente peldaño sería acudir a la Audiencia Nacional, y ahí ya tenemos otras posibles soluciones legales y es que en el año 2015, es decir no hace mucho tiempo, este misma Audiencia Nacional dictaminó sobre un recurso de la Asociación de Baloncestistas Españoles contra una decisión disciplinaria de la Federación Española de Baloncesto.

Si leemos la sentencia de la AN, podemos apreciar que entiendo que «es contraria al ordenamiento jurídico (una decisión de la FEB) en cuanto había acordado que no se podía iniciar un procedimiento sancionador ordinario por alineación indebida por haber transcurrido el plazo de 48 horas establecido en el artículo 80 del reglamento disciplinario de la FEB».

Ahora sí que estamos ante un claro ejemplo similar, ojo no idéntico pero sí muy parecido, y aquél abre la puerta al Levante UD para poder ganar este proceso. Nos diremos todos que está bien muy pero, ¿cuándo se decidirá? Si nos ceñimos al caso de baloncesto, que se produjo en 2008 y que se terminó en la AN en el 2015, serán entre 6 y 7 años, aunque quizá haya mayor rapidez hoy en día€

Pero, ante la injusticia de una auténtica alineación indebida, ¿no debería ser también el órgano federativo el que controlara la misma? De esa forma, no dejaría indefenso a un club que no haya podido saber del error del contrario hasta después de esas 24 horas (plazo muy limitado)? ¿No sería otorgarle la razón al culpable y darle con las puertas en las narices a quien no tuvo tiempo material de conocer lo ocurrido?

Creo que el Levante está ante una posibilidad relevante de ayudarse, obviamente, pero también de hacerlo para otros. Está claro que solo queda la honra, aunque quizá también una jugosa indemnización económica... Veremos qué deciden los granotas. Mientras, leamos a la francesa Alice Zeniter y su 'Arte de perder', ya que para todo hay que tener arte, pero si se puede intentar ganar, mejor...

Más artículos de opinión de Juan de Dios Crespo, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en...