12 de marzo de 2019
12.03.2019
12/03/2019

Una derrota completamente inmerecida

Para cuando el equipo tuvo un pequeño bajón, el marcador debería haber estado ya decidido

12.03.2019 | 12:31
Una derrota completamente inmerecida

Cuesta creer que el Levante UD no ganara y ni siquiera empatase, sobre todo después de ver lo superior que fue en la primera parte y de que tampoco el Villarreal llegase nunca a equilibrar el juego en la segunda ni de estar tan bien posicionado sobre el campo. La derrota, desde luego, fue del todo inmerecida por más que a falta de un cuarto de hora el equipo volviese a tener un pequeño bajón. Para entonces el marcador debería haber estado decantado, pero no fue así.


Rochina a los mandos

El Villarreal se fue del Ciutat con un extraordinario botín para sus méritos. Respecto a otras temporadas hay jugadores en los amarillos desconocidos y faltos de confianza. Uno de ellos, Gerard Moreno, está en un estado de forma cuanto menos preocupante. El que sostuvo a su equipo fue Cazorla generando juego y dando salida de balón junto a un Iborra que también dio la talla. Sin embargo, el centro del campo fue claramente granota con Rochina a los mandos y bien secundado por un Bardhi que ha mejorado sus prestaciones. Sin llegar a estar mal el que rindió esta vez más discreto fue Campaña, menos determinante que sus compañeros en la medular.


Progresión por bandas

El juego por bandas del Levante ha ido a más en las últimas jornadas, aunque sin llegar al nivel de cuando Jason y Toño estaban a pleno rendimiento. Para Luna fueron de gran ayuda las coberturas defensivas de Coke pese a que los dos goles del Villarreal cayeron por su costado. Pese a la baja de Vezo en el eje, los centrales mantuvieron el nivel y, quitando alguna escaramuza aislada de Ekambi, lo cierto es que apenas pasaron apuros. El Levante, a nivel de desborde y técnica, fue superior en el centro del campo. En la zona ancha apenas se perdieron balones ni se escaparon controles. Y es que a excepción de Cazorla, la medular titular del Levante atesora ahora mismo más calidad. El asturiano precisamente sería un futbolista perfecto para este estilo.


Décimas y milímetros

Morales está en fuera de juego solo si miras con lupa la posición del talón y tienes la certeza de que la captura de la imagen se produce en la décima justa, ni antes ni después, en la que Roger controla o roza el balón. La cuestión, en frío, es que otra vez al milímetro, la decisión arbitral perjudicó al Levante. El gol de Rochina habría marcado mucho el partido y abierto espacios. Como dijo el míster, es un tema que cansa.


Precauciones al final

En el descuento se escapó un punto. Sin entrar a debatir sobre la profundidad del banquillo, el equipo debe extremar la atención en los finales de partido cuando el marcador está apretado. Si tienes un punto no debes perderlo porque te cojan desprevenido en jugadas rápidas de contraataque. En esos momentos ya no hay capacidad de reacción.


Más opiniones de colaboradores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en...