El Elche se ha fijado en Ibai Gómez para reforzar cualquiera de los dos costados del ataque franjiverde. Con más de 200 partidos en Primera División (226), el Athletic le ha colocado el cartel de transferible pese a tener todavía un año más de contrato (30 de junio de 2022). El extremo de 31 años (en noviembre cumple 32) sabe de primera mano (por Marcelino y Alkorta) que no entra en los planes para la próxima campaña. 

Ibai Gómez regresó al Athletic en enero 2019 por lo que restaba de curso y tres más, sin cláusula de rescisión y con un rol diferente (para ser determinante) al que tenía cuando se marchó al Alavés. Pero tanto Gaizka Garitano como Marcelino le relegaron a un papel secundario en esta segunda etapa (la primera fue entre la 2010/11 y la 2015/2016). El anuncio de su vuelta generó mucho ilusión entre la afición de San Mamés, pero se evaporó demasiado pronto. Pese a que el Athletic tuvo que pasar por caja para su regreso (unos 4 millones de euros, el club vasco le va a poner facilidades para encontrar el mejor acomodo. 

Cuatro asistencias y un gol han sido sus cifras a lo largo de estos cursos. Quitando sus primeros meses en el equipo y el tramo final del pasado curso con Marcelino, el de Santutxu no ha tenido la continuidad que le hubiera gustado y eso es lo que encontraría en el Elche. El nombre de Ibai ha sido vinculado también con Cádiz y Granada, además de una posible vuelta a Mendizorroza.