El calor ya está aquí definitivamente. Aunque muchos llevamos tiempo esperando con muchas ganas a la llegada del verano, no todo es positivo: los molestos mosquitos se multiplican y empiezan a amargarnos con sus picaduras. Lamentablemente es muy difícil librarse de ellos, pero hay un truco natural y casero que sirve para impedir que entren en nuestras casas.

El momento de debilidad que aprovechan estos insectos es cuando abrimos nuestras ventanas para ventilar. Ahí no dudan en adentrarse en casa para buscar personas a las que picar o incluso instalarse en las habitaciones. Por eso, la clave para luchar contra ellos es impedir que entren por ahí.

Se han inventado todo tipo de remedios contra estos enemigos. Desde instalar mosquiteras hasta recurrir a productos que los ahuyentan, como antimosquitos de líquido o de pastilla o los sprays. Sin embargo, muchos prefieren utilizar soluciones naturales.

La solución casera y natural para ahuyentar a los mosquitos

Si no quieres usar mosquiteras ni productos químicos, tienes opciones naturales. La clave está en poner en el marco de la ventana algún alimento que tenga un olor particular que ahuyente a los mosquitos. Una de las opciones más baratas y que es probable que tengas en casa es el limón. Si dejas una pieza de esta fruta que esté abierta espantará a los mosquitos que se acerquen.

Hay otras alternativas, como las plantas antimosquitos. La más clásica es la citronela, aunque hay muchas posibilidades y puedes comprarlas a un precio asequible en viveros y otro tipo de tiendas. También funciona el eucalipto, en forma de un aceite que puedes adquirir o incluso producir hirviendo hojas de este árbol.

Otra opción es mezclar vinagre y agua a partes iguales en un vaso y colocarlo en el marco. Este remedio es muy efectivo, aunque su olor es tan potente que puede molestarte también a ti, así que debes tener en consideración si merece la pena.