El actor José Luis Gil, famoso por sus personajes de Juan Cuesta, 'presidente de la comunidad', en la serie 'Aquí no hay quien viva' y Enrique Pastor en 'La que se avecina', se encuentra estable y recuperándose en su domicilio tras sufrir un ictus isquémico agudo hemisférico izquierdo, un infarto cerebral, el pasado mes de noviembre y por el que estuvo 22 días ingresado en el Hospital Nuestra Señora del Rosario.

La cadena ha realizado un comunicado a petición de la familia de Gil (Zaragoza, 1957), conocido estos papeles televisivos además de por su larga trayectoria en el mundo del doblaje, en el que agradece “la profesionalidad y la calidad humana desempeñada por el todo equipo de la clínica madrileña en su intervención e ingreso”.

Mensajes de cariño en las redes sociales

La redes sociales se han volcado con el actor José Luis Gil tras conocer la noticia de que haya sufrido un infarto cerebral del que afortunadamente, ya se recupera en su domicilio. Alberto y Laura Caballero creadores y guionistas de estas dos series españolas, han sido de los primeros en mandarle su total apoyo.