Britney Spears es todo un icono para una generación. Tanto por su música como por su físico, arrasó en sus conciertos, videoclips o revistas juveniles. Su declive posterior y coqueteo con la mala vida, así como una sospechosa tutoría paterna, dieron al traste con una carrera de estrella mundial. Ahora tiene 40 años y Britney ha renacido al volver a tener el control absoluto de su vida. En las últimas horas, la artista ha publicado una serie de videos en su cuenta oficial de Instagram en la que celebra junto a sus más de 38 millones de seguidores su libertad. Se trata de un desnudo integral que ha hecho las delicias de sus fans.