El actor cubano William Levy ha sido uno de los grandes protagonistas de la semana en 'El Hormiguero'. Pablo Motos tenía claro desde un principio la expectación que generaba la visita del intérprete, con fans en todo el mundo, de hecho ya aumentaron la seguridad del plató: "Si esta noche, hubiésemos dicho que sí a todas las personas que querían venir, tendríamos que haber hecho el programa en el Bernabéu". El programa fue el más visto del día... A una de las que le hubiera gustado estar ese día en Antena 3 es a Mercedes Milá, que hubiera ido encantada al plató a conocer a su amor, pero no como público, sino para entrevistarle.

Como no era posible, la presentadora no se perdió ningún detalle desde casa, y aprovechó para comentarlo con su sobrina a través de WhatsApp. En esos audios, que posteriormente Mercedes Milá ha hecho públicos en su cuenta de Instagram contaba: "Tengo la sensación que hay como dos Pablos. Uno que ha estado una hora antes con él y que, por tanto, ha quemado por completo la entrevista y otro haciendo las preguntas que hay que hacer".

Milá se derretía en piropos hacia el cubano: "Es muy listo, está metiendo en apuros a Pablo. Es un cachondo. Me hubiera encantado hacerle una entrevista. Me parece una persona excepcional. Me resulta el hombre más guapo del universo, va en aumento las ganas que tengo de que el destino me deje hacerle una entrevista". La presentadora, con la sinceridad con la que se le caracteriza, decía en esos audios: "Es tal la envidia que tengo a Pablo Motos, que hoy por hoy lo odio y esto lo puedes colgar perfectamente". 

La última crítica de la presentadora hacia 'El Hormiguero' era: "Ha sobrado un poco las risas, parecían falsa. Eso se debe a que han estado juntos antes, que se ha generado un lenguaje entre ellos. Eso es malísimo. Cuando me piden un consejo digo que nunca veas a la persona que vas a entrevistar antes de la entrevista, porque te cargas la entrevista".