El superalimento que arrasa en Alemania para adelgazar y prevenir enfermedades

Cada vez se está extendiendo más en Europa y los beneficios para la salud son inmensos

Así es el superalimento de Alemania para adelgazar que ya triunfa en España

Pexels

Adelgazar no sólo es posible, sino que también puede ser más fácil de lo que parece si tienes una actitud correcta. ¿Buscas trucos para perder peso? Es importante que tomes todo el proceso con filosofía ya que la cabeza también tiene un papel importante para conseguir el objetivo final.

El momento siempre es bueno, si tu crees que es tu momento. Marca el objetivo y, además de comer de forma saludable y hacer ejercicio físico a diario, cuida tus hábitos alimenticios. Todo será es más fácil, no sólo consiste en reducir grasas y contar calorías, hay otros factores que nos hacen engordar sin que seamos conscientes de ello.

Claves y riesgos comunes para adelgazar: mejor a largo plazo

Uno de los riesgos más importantes cuando se trata de adelgazar es el temido efecto rebote, el que nos hace recuperar el peso perdido una vez que abandonamos el régimen de alimentación al que nos hemos sometido durante un determinado tiempo. Es algo que sucede sobre todo con las dietas milagro que están enfocadas a eliminar mucho peso en poco tiempo.

Médicos y nutricionistas coinciden en que la mejor manera de adelgazar es hacerlo a largo plazo, instaurando hábitos saludables de consumo en el día a día para que no se trate solo de estar a dieta, sino de tener una alimentación sana y equilibrada. Si, además, le añadimos el deporte, estaremos un poco más cerca de conseguir nuestro objetivo.

El cardio está bien pero no olvides la musculación al hacer ejercicio

El ejercicio te hace gastar algo de energía, pero no debe ser nunca la base única: la clave para echar sumas y restas está en la alimentación. Sin embargo hacer deporte acelera el metabolismo, algo clave para quemar más calorías con las acciones cotidianas del día a día y perder peso más rápido.

El cardio, es decir, toda actividad que requiere de un esfuerzo de larga duración, es el tipo de ejercicio que más quema. Pero insistimos: no debes basar tu plan de entrenamiento sólo en esto porque además de la grasa elimina el músculo. Para mantener éste último a tono debes hacer también ejercicios anaeróbicos, es decir, los que no son de fondo sino de fuerza.

El chucrut, de Alemania para el mundo

Dentro de los superalimentos que debemos comer para preservar la salud hay que recurrir a los probióticos. Estos microorganismos son necesarios para mejorar la digestión y fortalecer el sistema inmunitario, lo que sirve para prevenir enfermedades. Es el caso del chucrut, la col fermentada originaria de Alemania que arrasa tanto en tierras germanas como en otros países de Europa. Su sabor y su textura son algo peculiares: o lo amas o lo odias.

Otra buena noticia es que este alimento es bajo en calorías y rico en fibras, así que resulta muy saciante con unos valores energéticos muy favorables. Se recomienda especialmente a las mujeres de a partir de 50 años porque ayuda a controlar el equilbrio hormonal, preservar la salud íntima y prevenir las infecciones de orina.

Para disfrutar de un rico chucrut solamente necesitas una cabeza grande de col, sal marina (dos cucharadas por kilo aproximadamente) y, de forma opcional, especias o hierbas. El proceso de elaboración tiene muchos pasos pero son sencillos de seguir:

  1. Lavar la col
  2. Quitar las hojas exteriores
  3. Cortar en cuatro cuartos
  4. Retirar el corazón y el tallo grueso
  5. Picar en tiras finas
  6. Colocar las tiras en un recipiente grande
  7. Espolvorear por encima la sal marina
  8. Mezclar bien
  9. Reposar durante 15 minutos
  10. Remover con las manos durante unos minutos
  11. Guardar en un frasco de vidrio
  12. Añadir agua filtrada en caso de que la col no esté completamente sumergida
  13. Tapar con un paño limpio
  14. Guardar en un lugar oscuro con una temporada constante de alrededor de 20 grados
  15. Dejar que fermente de una a cuatro semanas según el gusto y la temperatura
  16. Comprobar de vez en cuando que no aparecen malos olores o moho (si sale espuma es normal)
  17. Quitar las hojas de arriba del frasco una vez terminada la fermentación
  18. Introducir en la nevera, donde el proceso continuará de forma lenta hasta estar listo para comer