03 de febrero de 2012
03.02.2012
LA ESCUELA

La ilusión de todo un barrio

La UD Benicalap nace gracias a la unión del San Roque y del Benicalap CF.

03.02.2012 | 13:25
La ilusión de todo un barrio

El barrio de Benicalap siempre ha contado con dos escuelas que han caminado por separado. Sin embargo, desde el pasado junio se formalizó la unión del CD San Roque Benicalap y Benicalap CF para trabajar bajo una misma dirección. Ahora todo el barrio puede disfrutar de un mismo proyecto bajo unos mismos colores, los de la Unión Deportiva Benicalap.

El Benicalap CF contaba ya con 40 años de fútbol y experiencias; a diferencia del CD San Roque, que tenía tan sólo diez años como escuela. Pero ahora ambas se fusionan bajo un mismo lema: «Un club, un barrio, una ilusión».

El objetivo de la nueva directiva es el arranque de una única escuela para Benicalap, con el sueño de unir el barrio, no solo a nivel deportivo sino también a nivel social. Y con este sueño cumplido, todos los niños de este barrio de Valencia disfrutan del fútbol en una misma escuela. Sin embargo, este proyecto no habría sido posible sin la gran labor de la directiva y, sobre todo, gracias al presidente, Fernando Molino Écija, que se ha esforzado por arrancar y sacar adelante esta nueva escuela. Esta unión no solo se puede ver en la dirección o en el lema sino también en el equipaje, que cuenta con la fusión de los colores de las dos escuelas.

Con este nuevo uniforme y con la ilusión de este nuevo club, los niños de Benicalap han comenzado el año deportivo con más ganas que nunca. Y no es de extrañar que hayan empezado la temporada con tantos éxitos, como el equipo amateur A, primero de su grupo, o el equipo juvenil, que disfruta de la cuarta posición de la clasificación. Hasta los dos equipos querubines disfrutan como si fueran verdaderos profesionales. Y es que los 20 equipos de la UD Benicalap pelean cada jornada por subir posiciones y ascender a lo más alto. Y con los resultados obtenidos hasta ahora, los futbolistas de esta nueva escuela van por muy buen camino.

Además, no son los únicos que se han unido a este nuevo proyecto, pues los familiares de los jugadores han respondido con la misma ilusión que los propios futbolistas. Ahora todos forman parte de un mismo reto, la formación deportiva de los niños de la UD Benicalap.

Todo el barrio se ha volcado con esta importante unión. Incluso los establecimientos comerciales de Benicalap han colaborado con la fusión de las dos escuelas para hacer de ellas una sola. Gracias al apoyo de familiares, establecimientos y miembros de la directiva, la nueva escuela de Benicalap puede trabajar con todo el barrio hacia una misma meta, la formación deportiva y social de todos los jugadores, ya sean los más mayores o los más pequeños. Todos juntos corean un mismo lema: «Un club, un barrio, una ilusión». La de la UD Benicalap.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en...