17 de noviembre de 2018
17.11.2018
ENTREVISTA

Luis García quiere volver a entrenar en España

El ex del Levante, que tiene la posibilidad de renovar con el Beijing Renhe, piensa que "es momento de cambiar"

17.11.2018 | 18:16
Luis García, en una conferencia de técnicos en València.

El entrenador español Luis García Plaza admite que su intención es no renovar el contrato con el Beijing Renhe tras un año y medio como técnico del club chino y reconoce que el cuerpo le pide entrenar en España, aunque tampoco descarta regresar a China a corto plazo.

"En estos momentos estoy libre. Es verdad que estamos hablando con el club, pero este puede ser el momento de cambiar. No está cerrado al cien por cien, pero existe una alta posibilidad de que no siga", ha puntualizado en una entrevista con EFE.

Luis García Plaza ha explicado que le gusta estar durante algún tiempo en los sitios a los que va, pero que también llega un momento en el que hay que cambiar. "Al club le gustaría que siguiéramos, pero entiende que pueda haber un cambio", ha expresado el ex entrenador del Levante y Getafe, entre otros clubes.

Su familia, clave

El técnico madrileño firmó con el Beijing Renhe en junio de 2017 y ahora, concluida la temporada en China, confiesa que está en el mercado y que su prioridad pasa por dirigir algún equipo en España, sin descartar regresar a China, aunque si vuelve al país asiático lo haría acompañado de su mujer y sus hijos.

"No cierro ninguna puerta y estoy abierto a todo el mundo. El cuerpo, a nivel familiar, me pide estar en España, aunque lo ampliaría a Europa. Hubo alguna opción de ir a la Championship en Inglaterra, pero me apetece parar un poco", ha subrayado.

García dice que su ciclo en China "ha sido muy bueno, magnífico" porque han superado las expectativas al ascender a Primera División a pesar de que ese no era el objetivo de su primera temporada y afirma que lo más difícil fue conseguir comunicarse con los jugadores, por lo que necesitó contar con un traductor "para todo".

Un mundo de anécdotas

"Competí en un fútbol que no había visto nunca, no conocía a los jugadores, ni sabía cómo se llamaban. Les dije que me iba a costar aprenderme sus nombres y les llamaba por sus dorsales. Una vez, después de un partido, me puse a hablar con un futbolista y al minuto me dijo 'Yo no soy ese'... Hay muchas anécdotas de esas", comenta entre risas.

También destaca el nivel que mantiene la liga en China y recalca que "siguen creciendo" a pesar de que las noticias que llegan a Europa no sean tan llamativas en cuanto a los traspasos que se pagan por futbolistas con un cierto palmarés. "Ellos invirtieron mucho hace tiempo y ahora lo hacen en jugadores chinos. Los equipos no pueden gastar todos los años cuarenta millones de euros", ha indicado.

Liga puntera en el continente

"Es la liga más fuerte de Asia y yo he disfrutado mucho más allí que en Emiratos Árabes donde la vida es una delicia, pero cuando ibas a un campo te encontrabas como mucho con mil espectadores. En China, sin embargo, hay estadios llenos hasta la bandera y te sientes un profesional entero", finaliza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook