28 de diciembre de 2018
28.12.2018
SEGUNDA DIVISIÓN B

Cambio radical en el Ontinyent

El club acaba 2018 en el pozo pero con ánimos para darle la vuelta

28.12.2018 | 14:28
Cambio radical en el Ontinyent

Del ascenso al descenso. Mucho han cambiado las tornas en El Clariano en los últimos 365 días. Lejos queda la felicidad que había en el club y en la ciudad en las Navidades 2017 comparado con la frustración actual. Sin embargo el optimismo en el seno del club no ha cambiado, pese a que el Ontinyent ha pasado de soñar con un posible ascenso a LaLiga 1|2|3 y conquistar la Copa RFEF a luchar contra viento y marea para escalar posiciones y huir de la quema.

El conjunto textil se marchó al parón con un mal sabor de boca, pero dándolo todo y sin «poder reprochar nada a los jugadores» tal y como dijo Vicente Parras tras empatar en casa contra el Valencia Mestalla. Los blanquinegros se ven en los puestos de descenso con 18 puntos y muchas dudas, muy lejos de la cuarta plaza y los 30 puntos a estas alturas de la pasada temporada. Unas dudas generadas por la falta de buena suerte en momentos clave de los partidos, ya que la confianza en el entrenbador y en la plantilla es plena. No obstante desde el club blanquinegro se espera añadir alguna pieza que refuerce al equipo durante este mercado invernal.

Más allá de los fríos números la mala dinámica del Ontinyent llega por la sangría defensiva de este curso comparado con el anterior. A nivel goleador los guarismos son similares, pero los 11 goles encajados de más han convertido muchas victorias por la mínima de la 17/18 en resultados negativos este año en partidos en los que se mereció más.

La destitución de Miguel Ángel Mullor para el regreso de Vicente Parras tampoco ha terminado de desbloquear mentalmente a un grupo, además acuciado por las lesiones durante gran parte del primer tramo de la temporada. En el Ontinyent se espera que este parón haya servido para recargar las pilas, desconectar la mente de unos primeros meses de sinsabores y para recuperar las sensaciones de ese equipo compacto y competitivo con el que Vicente Parras enganchó a El Clariano el pasado curso. La mejoría también pasa por enlazar un par de resultados positivos, ya que dadas las estrecheces en el grupo con dos triunfos pueden verse arriba de nuevo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mi equipo tiene la mejor afición

La afición es uno de los elementos clave para los equipos. Los aficionados sienten los colores y el escudo igual que los propios jugadores