24 de junio de 2019
24.06.2019
RCD MALLORCA

Vicente Moreno, el técnico de moda, exjugador de Levante y Valencia

El de Massanassa fue compañero de Albelda en el Mestalla y entrenó a Rodrigo Hernández en la Selección Valenciana juvenil

24.06.2019 | 20:52
Fue 'bautizado' en la rueda de prensa.

Muy cerquita del corazón de Massanassa, donde hoy está situado el 'nuevo' Ayuntamiento de la localidad, hay un pequeño 'carreró' llamado 'Mestre Giner' donde hace más de tres décadas empezó a darle puntapiés al balón Vicente Moreno, un futbolista y ahora entrenador valenciano con mayúsculas. La historia de Vicente Moreno es como la de muchos otros chavales que se quedan en el camino por alcanzar su meta en el mundo del fútbol... pero en su caso con final feliz. Su progenitor fue quien le inculcó la afición por el mundo del balompié. Vicente, con su esposa Sara siempre respaldándole —curiosamente ambos viven ahora muy cerca del lugar anteriormente descrito donde Vicente empezó a darle patadas a la pelota— , fue el encargado de llevarlo y traerlo a entrenar y jugar cuando era niño con la 'Falla del Poble' en el ya extinto Campeonato de los niños de la Calle de San Vicente... y él estuvo también junto a toda su familia viendo en el Bernabéu su debut en Primera División años después contra Cristiano, Kakà y compañía.
Vicente Moreno Peris (Massanassa, 1974) es hoy el técnico de moda del fútbol español tras su espectacular remontada ante el Mallorca que le ha llevado a ascender a LaLiga Santander. Ha llevado al conjunto bermellón de Segunda B a la máxima categoría en apenas un año, pero sigue siendo uno de los grandes desconocidos del fútbol español.
Como jugador pasó de la Falla del Poble al Catarroja, de ahí lo fichó el Levante UD y posteriormente el Valencia CF donde estuvo seis temporadas en las inferiores entre juveniles, Sub'19 y filial en las que coincidió con Albelda, Farinós, Angulo o Palop entre otros, aunque en una etapa muy convulsa no llegó a debutar en el primer equipo ni con Luis Aragonés, ni con Rielo, ni con Valdano ni con Ranieri. Eso le llevó a salir rumbo a Ontinyent, de allí al Guadix y de ahí, a su vez, al Xerez donde empexó a escribir su historia en la elite.

El club gaditano le pidió en el verano de 2010 que accediese a ser segundo técnico de Juan Merino tras once campañas enrolado en la entidad como futbolista y él accedió renunciando a un año de contrato que le quedaba como jugador, pero colgando las botas siendo el futbolista que más partidos ha disputado en la historia de la entidad con más de 400. Allí creció y se convirtió en un símbolo. Allí nacieron sus hijos. Y allí vivió hasta una salida frustrada que le llevó a renunciar a la capitanía... aunque sigue siendo un ídolo con mayúsculas en tierras gaditanas. Aquella misma campaña en la que pasó del campo al banquillo como segundo Merino fue destituido y él tomó las riendas del primer equipo azulino a media temporada. Lo salvó.
En sus años en Jerez como futbolista no perdió el tiempo y mientras jugaba se fue formando hasta sacarse el título nacional de entrenador (niveles 1, 2 y 3). Al mismo tiempo, consiguió la titulación que le acredita también como director deportivo. Él fue el autor de uno de los goles que le dieron al Xerez su histórico ascenso a Primera, pero entonces ya empezaba a pensar como entrenador: «El año que estabamos en Primera entrené al infantil del Xerez y fue fantástico. Eran unos niños que jugaban muy bien y aquel año ganamos todos los partidos de Liga, jugamos la promoción y subimos. Fue una experiencia magnífica».
Como entrenador, del Xerez salió voluntariamente ante el convulso clima que se vivía en la entidad para regresar a casa a Valencia, donde estuvo dos meses al frente de la Selección Valenciana Sub-18 en el año 2013. Juanjo Alfonso, coordinador de FFCV, fue quien apostó por él junto a Israel Martí y allí Vicente empezó a trabajar con una generación de futbolistas que meses después se proclamaría campeona de España —ya a las órdenes de Vicente Medina— con hombres como Sivera, Adrián Marín, Rodri Hernández, Aleix García o Pedraza. Su paso por la territorial fue efímero porque no tardó en llegarle una oferta del Nàstic, club al que ascendio a LaLiga 1|2|3, y en el que que vivió posteriormente la que hasta ahora ha sido su única mala campaña, el inicio de la 16/17, que le costó el puesto.
De ahí a Mallorca, donde dos ascensos consecutivos le han consagrado.

Idilio granota

Años después de pasar por las inferiores del Levante, Manolo Salvador, actual director deportivo azulgrana tras su regreso a la entidad granota, le llegó a tener fichado como futbolista para la entidad granota en uno de los vaivenes económicos del Xerez, aunque el pacto no se llegó a plasmar en un contrato y Vicente siguió en tierras andaluzas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.