El representante de Georiginio Wijnaldum, Humphry Nijman, ha reconocido que hubo una negociación con el FC Barcelona para que el centrocampista llegara al Camp Nou en el podcast Here we go: "Tuvimos conversaciones con el Barcelona, intentamos llegar a un acuerdo con ellos y todo estuvo muy avanzado. Para cualquier jugador, el Barcelona es un gran desafío, pero lo mismo con el PSG. El jugador finalmente eligió París".

El agente, que ha sido una figura clave para que el jugador haya llegado a París, desveló que también mostraron interés otros clubes importantes como el Bayern o el Inter: "El Inter habría sido una opción de no ser por los problemas económicos. Sabíamos también que a Koeman le encantaría haber tenido a Wijnladum en el Barcelona porque se conocían de Holanda. El Bayern también se interesó".

El abogado del jugador también comentó que Wijnaldum quería salir de Anfield y Leonardo, director deportivo, y Pochettino, técnico del PSG, fueron la clave: "Lo pasó muy bien en el Liverpool, pero su contrato ya expiró en verano. Intentaron renovarle, pero ya había tomado una decisión. Ambos (Barcelona y PSG) pusieron una oferta sobre la mesa y tuvimos que elegir. Leonardo mostró profesionalismo y seriedad, eso empujó a Wijnaldum a elegir París. También le habló Pochettino y le dijo el rol que iba a tener en el equipo".

El PSG de Pochettino, el gran reto tras la Eurocopa

Wijnaldum ha sido un jugador importante en el Liverpool de Jürgen Klopp y una pieza esencial para entender los títulos de Premier League y Champions League. El centrocampista de 30 años afronta un gran reto deportivo en el PSG, que busca dar el salto definitivo en Europa, pero antes busca hacer historia con Países Bajos en la Eurocopa.

Los neerlandeses, capitaneados por el ex del Liverpool, ya tienen el billete para los octavos de final y quieren volver a ser autoritarios en el escenario europeo. Campeones en 1988, los de Frank De Boer quieren dejar atrás la reciente etapa oscura tras no clasificarse para la última Eurocopa ni el último Mundial y derrocar a la Portugal de Cristiano Ronaldo como vigente campeona.