Desde que debutara el 13 de septiembre de 2008 con el primer equipo, Busquets ha sido inamovible en el centro del campo del club blaugrana, viendo pasar desde el entrenador que le hizo debutar, Pep Guardiola, hasta el último, Xavi Hernández, con el que coincidió en la medular durante más de 10 temporadas.

A pesar de su dilatada carrera al máximo nivel, su rendimiento las últimas campañas está empañando lo que fue uno de los mejores centrocampistas posicionales que se han visto. El Barça está en pleno proceso de reconstrucción y tras la anunciada retirada de Piqué, la siguiente vaca sagrada que finalizará su vinculación en Barcelona será el de Badía del Vallés.

Apunta el Partidazo de Cope que la decisión está ya tomada, el internacional con España pondrá rumbo al Inter de Miami de David Beckham al acabar la actual temporada.

Rumbo a la MLS

La liga nacional norteamericana se está mostrando dese hace años como un atractivo para jugadores veteranos en busca de un buen contrato en una liga menos competitiva, y un nivel de vida inmejorable en las grandes ciudades estadounidenses. Jugadores como Bale, Carlos Vela y ahora Busquets están haciendo las maletas, como ya hicieron en su día Ibrahimovic, Pirlo o David Villa, para ser las figuras de las franquicias en un deporte que está en pleno auge en Estados Unidos.

A Busquets, podría unirse un ex blaugrana como Luís Suárez, que acabó su vinculación con Atlético Nacional de Uruguay, y ya se rumorea que conseguirá un contrato en la MLS, concretamente en Los Angeles Galaxy. Pero podría no ser el único, Messi acaba contrato con el PSG en verano y ya ha confesado en varias ocasiones que le atrae la posibilidad de probar en la liga americana.