La eliminación del Barça en Old Trafford dejó una imagen que muchos pasaron por alto. En el tramo final del partido, con el equipo culé perdiendo 2-1 y necesitando un gol para igualar y forzar la prórroga, Ferran Torres ingresó en el área y puso un buen centro al punto de penalti.

Fue entonces cuando Ansu Fati, lleno de valor saltó para rematar de cabeza. Por detrás llegaba, con una posición mucho más natural para el remate Lewandowski. El internacional con España llegó forzado, remantando muy desviado y quitándole al polaco un remate franco de gol.

Conforme ambos cayeron al suelo el '9' le empujó visiblemente molesto a su compañero, por la espalda. Fue un 'toque' de atención para que entendiera que había perjudicado al equipo rematando de cualquier forma un balón al que no llegaba y desaprovechando una clara -una de las pocas- ocasión para igualar ante el Manchester United.

La tensión fue a más. Dentro del vestuario, tal y como ha publicado el diario AS, Lewandowski recriminó a Ansu su comportamiento. De buenas maneras, eso sí. Le trató de explicar que no puede 'llenarse de balón' en cada acción por su ansia de marcar y que en esa ocasión ese comportamiento le restó al equipo. Las redes ya se hacen eco del empujón que ambos protagonizaron sobre el verde.