08 de junio de 2018
08.06.2018
08/06/2018

Cancelo, lo caro muchas veces sale barato

Decíamos este jueves que a Mateu Alemany se le ve demasiado tranquilo pese a tener sobre la cabeza una espada de Damocles como la que supone la obligación de ingresar 45 millones de aquí al 30 de junio

11.06.2018 | 11:56
Cancelo, lo caro muchas veces sale barato

Decíamos este jueves que a Mateu Alemany se le ve demasiado tranquilo pese a tener sobre la cabeza una espada de Damocles como la que supone la obligación de ingresar 45 millones de aquí al 30 de junio para cuadrar los números de la temporada. Algo tenía prácticamente hecho como para que las alarmas no estuviera sonando a todas horas en las oficinas del club, hoy podemos decir que todo tenía su explicación. El club ha podido hasta elegir qué jugador va a ser el primero en salir porque tiene sobre la mesa propuestas por varios, entre ellos Cancelo y Santi Mina. Sí, Mina. La lógica y hasta los números apuntaron siempre a que el elegido era el portugués, de hecho ya aceptaron venderlo al Inter el pasado verano por unos 39 millones de euros, aunque entonces se hizo por medio de una opción no obligada debido a que los italianos, como así se ha acabado demostrando, no tenían claro que pudieran poner el dinero. Casi 40 millones como los que ahora pone la Juventus para llevarse a un jugador que les gusta desde hace mucho y que se marchará dejando una plusvalía interesante. El Valencia CF en su día lo compró caro, porque los 15 millones de entonces eran muchos para un jugador que apenas había demostrado en el Benfica nada más que una posibilidades de futuro muy interesantes, pero lo caro muchas veces acaba saliendo barato como va a ser en el caso de Cancelo.

¿Se puede romper la operación con la Juventus? No lo parece, pero esto es fútbol y hasta que no se firma todo por triplicado nadie puede estar seguro de nada. El acuerdo entre Cancelo y la Juve está cerrado, el Valencia acepta la cantidad que ofrece la Juventus a falta de ponerse de acuerdo en cómo la van a pagar. No es que sea una cuestión menor, para el Valencia, más que cobrar en tres o en cuatro años, lo esencial es poder reflejar los casi 40 millones de la venta en su presupuesto 17/18. Con eso y algún que otro retal salva el Fair Play Financiero, cierra el ejercicio sin pérdidas y hace buena la apuesta de riesgo que hizo el pasado verano al no vender a algunos de sus mejores jugadores muy por debajo del precio que tienen ahora, apenas nueve meses después. Un parto que han llevado a cabo Mateu, Marcelino y el presidente Anil Murthy que está a un paso de culminar con éxito. Al final la venta de uno de tus buenos futbolistas no es una buena noticia, aunque en este caso el sacrificio con Cancelo ha posibilitado que un gran fichaje como Kondogbia sea realidad.

Más artículos de opinión de Julián Montoro, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine