El líder eleva la exigencia al nivel máximo

Con siete bajas, en un momento de dudas y en casa del mejor equipo de la categoría, el Levante afronta una dura prueba que da inicio al tramo del calendario más complicado de la primera vuelta

Los jugadores del Levante tienen que hacerse fuertes en un contexto adverso

Los jugadores del Levante tienen que hacerse fuertes en un contexto adverso / JM López

Pablo Martínez-Vilanova

Pablo Martínez-Vilanova

No hay mejor antídoto para el momento de dudas que viene atravesando el Levante que una victoria en casa del líder. El equipo de Calleja no tiene otra que hacerse fuerte en la adversidad en el escenario más difícil y con siete bajas, algunas de ellas muy sensibles. Un Butarque del que los granotas pueden salir por la puerta grande igualando la zona de ascenso directo o acabar en la enfermería.

Sin Andrés Fernández, Algobia, Andrés García, Fabrício, Lozano, Brugué ni Bouldini pero con Àlex Valle y Oriol Rey de vuelta, el cuadro de Orriols se mide a un rival que es fuerte en las dos áreas: es el tercer equipo que más marca y el que menos encaja con apenas cinco goles recibidos en 14 jornadas. Un buen hacer en defensa que lleva la firma de dos conocidos como Miramón y Franquesa, este último propiedad del Levante y cedido al ‘Lega’. El mayor reto para Calleja es, por tanto, superar este muro infranqueable sin la presencia de sus dos delanteros más goleadores y su máximo asistente.

La contienda pone frente a frente al tercer mejor local, que solo ha cedido una derrota y un empate en siete encuentros, y al tercer mejor visitante, que perdió la condición de invicto a domicilio en Andorra. Los de Borja Jiménez no acostumbran a acaparar la posesión, por lo que no es descabellado que entregue el balón. Tener de vuelta a Oriol Rey facilitará las tareas de salida, a pesar de que no tendrá delante a los más habituales. Kocho y Pablo Martínez, goleadores de falta ante el Mirandés, también tendrán una labor muy exigente. Y la defensa se medirá a la dupla de moda de Segunda con Miguel de la Fuente como delantero revelación con siete goles y Dani Raba con cinco, siendo apenas uno de los doce que acumulan entre los dos de penalti.

La empresa no es nada fácil, pero un equipo que quiere estar arriba debe tutear a los mejores. La fiabilidad contra los rivales directos ya sostuvo arriba al Levante el año pasado y será necesario repetirlo en el duro calendario que empieza hoy.