09 de diciembre de 2019
09.12.2019

El Dakar explica lo que no hay que hacer en Arabia Saudí

Las estrictas leyes del país en materia de sexo, alcohol, drogas y carne de cerdo son solo algunas de las muchas advertencias que los organizadores han hecho a sus participantes en esta edición

09.12.2019 | 19:04
Fernando Alonso, con el Toyota con el que irá al Dakar

La organización del Dakar, que el próximo mes de enero y durante las próximas cinco ediciones ha trasladado la mítica carrera de Sudamérica a Arabia Saudí (tras más de una década lejos del norte de África), ha trasladado una serie de recomendaciones a sus participantes y a toda la caravana ante la llegada a esta nueva región.

En un documento de doce páginas advierte sobre lo que no hay que hacer bajo ningún concepto en un reino de Arabia Saudí regido por la religión islámica suní y con unas leyes de lo más peculiares, y en el que las mujeres, por ejemplo, pueden conducir solas tan solo desde hace un par de años.

Estas son algunas de las recomendaciones de la organización del Dakar a sus participantes y a todos los miembros de la caravana de la carrera, entre los que está el debutante español Fernando Alonso:

Alcohol, drogas y carne de cerdo

Están prohibidas la importación y el consumo de alcohol y carne de cerdo en Arabia Saudí y pueden ser objeto de un proceso judicial.

Las drogas están estrictamente prohibidas tanto para hombres como para mujeres y su consumo o provisión pueden ser objeto de arresto y duras penas, incluida la pena de muerte.

Sexualidad


Todo producto cultural importado (DVD, libros, revistas€) deberá ser compatible con las leyes locales de decencia (ningún contenido explícito). Queda terminantemente prohibido todo contenido pornográfico o erótico del tipo que sea.

Vestimenta


Se ruega tanto a hombres como a mujeres vestir con recato en público, evitando la ropa ajustada o con palabras o imágenes vulgares, para respetar la cultura local. Las mujeres deberán llevar los hombros y las rodillas tapados en público. Deberán también traer consigo ropa de abrigo, mpuesto que las temperaturas pueden bajar de forma muy considerable en el desierto saudí.

El panorama general en Arabia Saudí está cambiando y en muchas oficinas los hombres y las mujeres trabajan juntos. Sin embargo, siguen en vigor las normas relativas a la demostración de afecto en público.

Sobre todo para las mujeres, la ropa no debe ser ajustada, a menos que sea necesario por razones de seguridad, y deben llevar los hombros y las rodillas tapadas en público. La situación en Arabia Saudí está cambiando. Ya no es obligatorio el uso de la abaya o el hiyab para las mujeres expatriadas. Recomendamos el uso de una abaya suelta o de un velo en público para evitar ofender.

Religión


No llevar puesto ni mostrar ningún mensaje político (por ejemplo en una camiseta o en su vehículo.

Las ciudades santas de La Meca y Medina están totalmente prohibidas a los no musulmanes.

Coste de la vida

En el mismo informe el Dakar contabiliza el precio medio de un menú completo (10 a 12 euros), una botella de agua de litro y medio (50 céntimos), y hoteles de categoría media en grandes ciudades (unos 75 euros por noche).

Aunque lo realmente económico en uno de los mayores productores de petróleo es el combustible, pues un litro de gasolina de 91 octanos cuesta 35 céntimos de euro, 48 céntimos el de 95 octanos, y apenas 15 céntimos el litro de diesel.

Internet y redes sociales

Hay libre acceso a las redes sociales desde cualquier lugar.

Las llamadas de WhatsApp están bloqueadas. Pero se pueden realizar perfectamente llamadas a través de Skype, Facetime o Hangout.

Acceso a Internet sin límites, pero algunos sitios web están bloqueados por ir en contra de las costumbres locales (contenido explícito).

Salud


Un hombre podrá atender a una mujer y viceversa en caso de emergencia.

Orientación sexual

Independientemente de la orientación sexual, Arabia Saudí es un país principalmente conservador en el que las demostraciones públicas de afecto pueden ir en contra de la decencia pública y ser objeto de detenciones, como en muchos países del Golfo. Se aconseja la máxima discreción y respeto a todo el mundo. Los hombres pueden compartir una habitación y las mujeres, también.

Restaurantes


Aunque aún existe la segregación en algunos restaurantes locales, en muchos hoteles internacionales no plantea ningún problema comer y reunirse con colegas masculinos.

Tabaco


Encontrarán áreas para fumadores en hoteles y en otros lugares. De forma general, la legislación prohíbe fumar en ocho áreas públicas, incluidos los alrededores de edificios religiosos, educativos, sanitarios, deportivos o culturales. También queda prohibido fumar en oficinas gubernamentales, fábricas, bancos o transporte público. La prohibición se aplica también a los cigarrillos electrónicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook