Qué pasará con el descuento al diésel y la gasolina desde enero

El próximo día 31 de diciembre concluye la bonificación de 20 céntimos al precio de los combustibles en España

¿Qué pasará con la bonificación de 20 céntimos del precio de los combustibles? Debido al gran alza experimentado con la guerra de Ucrania y los problemas de producción y suministro, el gobierno aprobó una subvención de 20 céntimos por litros que ha permitido contener al menos unas tarifas disparadas que habrían supuesto, de lo contrario, el ahogamiento financiero de muchas familias y profesionales en España. Sin embargo, esta bonificación está aprobada hasta el próximo 31 de diciembre, ¿qué ocurrirá a partir de esa fecha? ¿Volveremos a pagar el combustible a precios desorbitado.

El diésel sigue escalando y está ya a más de 1,90 € por litro de media en España, con la gasolina superando los 1,78 euros/litro, aunque con una evolución mucho más contenida que en semanas anteriores. Las previsiones, desde luego, no son optimistas según las declaraciones y los planes del Gobierno que vamos conociendo. Y es que la última voz autorizada en pronunciarse ha sido, ni más ni menos, que la de la propia vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Energética y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, quien ha vuelto a dudar del actual sistema de bonificación general.

En declaraciones a RNE, Teresa Ribera ha asegurado que el Gobierno ya está estudiando estos días qué medidas hay que adoptar para seguir paliando las consecuencias de la guerra y la escalada de precios, para afrontar 2023. Hay que comprobar “cuáles deben ser matizadas y cuáles deben ser reforzadas”, ha confirmado, pensando “hasta dónde y cómo” hay que plantear las ayudas y bonificaciones. En este sentido, y como vienen ya declarando también otras fuentes del Gobierno, la ministra de Transición Ecológica se ha mostrado también partidaria de que esta bonificación de 20 céntimos se concentre en los sectores y familias que más lo necesitan, dejando de ser generalizada. “La subvención de 20 céntimos por litro fue una decisión de emergencia de este verano, con precios muy elevados de los combustibles, en los que la reacción rápida requería que fuera una medida generalizada y de aplicación sencilla, pero cada vez es más importante concentrar el esfuerzo en quien más lo necesita, ya sea por razones profesionales, ya sea por nivel de rentas de las familias”, ha confirmado.

Teresa Ribera se ha mostrado así contraria a este tipo de ayudas, insistiendo en que no se deben subvencionar los combustibles ni establecer para ellos tratamientos fiscales favorables. Eso sí, la ministra de Transición Ecológica asegura que esta rectificación de las bonificaciones no puede producirse tampoco “de la noche a la mañana y con los precios disparados. Se necesita una transición justa también con los consumidores”. “La señal de precio es importante, pero no puede suponer una barrera infranqueable desde el punto de vista de la inclusión social”, ha concluido. Para Teresa Ribera, en cambio, los abonos gratuitos al transporte público son medidas “más inclusivas” que las bonificaciones generalizadas al precio de los combustibles.