Con el objetivo principal de reducir a cero las emisiones del tubo de escape de sus vehículos hasta el año 2036 y lograr una neutralidad en carbono en toda su cadena de suministro, sus productos y sus operaciones antes de 2039, Jaguar Land Rover está creando un prototipo de vehículo eléctrico con pila de combustible de hidrógeno para el nuevo Land Rover Defender y tiene previsto iniciar la fase de pruebas del vehículo este mismo año. Los coches eléctricos con pila de combustible generan electricidad a partir del hidrógeno para propulsar un motor eléctrico y se caracterizan por una alta densidad energética, una recarga rápida y una pérdida mínima de autonomía en temperaturas bajas. Por ello, se trata de la tecnología perfecta para los vehículos de mayor tamaño y autonomía más prolongada, o para aquellos vehículos que se emplean en climas cálidos o fríos. El número total de este tipo de vehículos en las carreteras se ha duplicado desde 2018, así como las estaciones de repostaje de hidrógeno, que han aumentado en más de un 20%. Se estima que en 2030 podrían alcanzar los 10 millones, acompañados por unas 10.000 estaciones de recarga en todo el mundo. El Proyecto Zeus El proyecto de ingeniería avanzada de Jaguar Land Rover, denominado Proyecto Zeus, permitirá al equipo de ingeniería comprender cómo optimizar un motor de hidrógeno para ofrecer el rendimiento y la potencia que esperan los clientes en lo que respecta a la autonomía, la recarga, las posibilidades de remolque y la capacidad todoterreno. Cabe destacar que para llevar a cabo el Proyecto Zeus, Jaguar Land Rover se apoya en colaboradores de I+D de prestigio mundial para investigar, desarrollar y diseñar este prototipo: Delta Motorsport, AVL, Marelli Automotive Systems y el UK Battery Industrialisation Centre (UKBIC). Cómo funciona un vehículo propulsado por hidrógeno | Gráfico: Land Rover El prototipo del nuevo Defender eléctrico con pila de combustible de hidrógeno comenzará su fase de pruebas a finales de 2021 en Reino Unido con tal de verificar sus principales características, su capacidad todoterreno y su consumo de combustible. En palabras de Ralph Clague, Jefe de hidrógeno y pilas de combustible en Jaguar Land Rover: "Sabemos que el hidrógeno va a desempeñar un papel importante en los motores del futuro en todo el sector del transporte y, junto con los vehículos eléctricos con batería, ofrece otra solución sin emisiones del tubo de escape a la altura de las características y requisitos de la prestigiosa gama de vehículos de Jaguar Land Rover. La colaboración con nuestros socios en el Proyecto Zeus nos ayudará en este recorrido, cuya meta es lograr la neutralidad en carbono antes de 2039, al tiempo que nos preparamos para la próxima generación de vehículos sin emisiones del tubo de escape". Leer Más +