Un total de 6 medallas ha conseguido la delegación española en los Juegos Paralímpicos de Tokio en sólo unas horas durante la jornada matinal en los deportes de triatlón, atletismo y ciclismo este sábado, con protagonismo especial para los deportistas del Proyecto FER, con el oro de Kim López en peso con récord del mundo en su categoríam F12, la plata del paratriatleta Héctor Catalá con su guía Gustavo Rodríguez, y el bronce de Ricardo Ten en la prueba de velocidad por equipos compartido con Alfonso Cabello y Pablo Jaramillo en la prueba de velocidad por equipos.

16

Oro, plata y bronce del Proyecto FER Superdeporte

A esas hay que añadir el oro de Susana Rodríguez y su guía Sara Loehr y el bronce de Alejandro Sánchez Palomero también en triatlón y el oro de Yassine Ouhdadi en atletismo. Otro atleta valenciano, Héctor Cabrera, fue séptimo en lanzamiento de peso, logrando así diploma.

Kim López y Héctor Cabrera

El atleta Kim López se proclamó este sábado en Tokio campeón paralímpico en lanzamiento de peso para deportistas con discapacidad visual de la categoría F12, prueba en la que, además, batió su propio récord del mundo.

Kim López bate récord del mundo F12 EFE

De esta forma, el atleta valenciano revalidó el título conseguido en Río 2016 y ratificó que era el principal favorito para subir al primer puesto del podio en Tokio 2020. No en vano, su progresión ha sido ascendente en los últimos años hasta el punto de que recientemente pulverizó el récord del mundo en lanzamiento de peso con una marca de 17,02 metros.

López comenzó el concurso en el Estadio Olímpico de Tokio con un primer intento nulo y se situó en la segunda posición tras un segundo lanzamiento de 16,51 metros, a sólo dos centímetros del ucraniano Roman Danyliuk.

El atleta valenciano lideró el concurso ya en el tercer lanzamiento (16,81 metros) y rebajó el récord del mundo en el quinto intento hasta dejarlo en 17,04 metros. La medalla de plata fue para Danyliuk (16,53) y la de bronce, para el uzbeko Elbek Sultonov (15,94).

En esa misma prueba también compitió el valenciano Héctor Cabrera, que consiguió un diploma paralímpico al finalizar séptimo con un mejor lanzamiento de 13,03 metros.

"Ha sido una prueba difícil para mí", comentó López tras proclamarse campeón paralímpico, pues indicó que el ciclo paralímpico entre Río 2016 y Tokio 2020 fue "el más duro" para él y en el que más se ha preparado.

"Hemos tenido una temporada larga, no paramos ni siquiera el año pasado, hubo problemas externos y tuvimos una lesión muy fuerte. Hemos luchado muchísimo para estar aquí en estas condiciones", recalcó, antes de apuntar: "Estoy muy contento después de haberme concentrado en la prueba. Espero llegar a París 2024 dando mucho más de mí".

Plata histórica de Héctor Catalá

El paratriatleta de Serra Héctor Catalá y su guía Gustavo Rodríguez consiguieron este sábado en Tokio 2020 la primera medalla de plata de la historia del triatlón paralímpico en la categoría masculina para deportistas con discapacidad visual después de una gran remontada en el segmento de atletismo.

Héctor Catalá y Gustavo Rodríguez, en el podio EFE

Catalá y Rodríguez fueron de menos a más durante la competición. Ambos salieron del agua de la bahía de Odaiba en la novena posición tras completar los 750 metros de natación a 3'30" de la pareja estadounidense compuesta por Brad Snyder y Greg Billington, dominadores absolutos de la prueba.

Los españoles continuaron su remontada en el ciclismo y se auparon a la sexta plaza provisional tras los 20 kilómetros en tándem, a 2'47" de los líderes. Ya en la carrera a pie, Catalá y Rodríguez marchaban segundos mediado el segmento de atletismo y cruzaron la meta sobre la alfombra azul con un tiempo de 1:02"11, a 55 segundos de Snyder y Billington. La medalla de bronce fue para los japoneses Satoru Yoneoka y Kohei Tsubaki (a 1'04").

Catalá, que sufrió un desvanecimiento nada más cruzar la meta, reconoció que en las dos últimas vueltas no sabía dónde estaba y que lograr esta medalla "es una mezcla de sensaciones porque esto no es el resultado de una carrera, es el de un proyecto a largo plazo, de no tomarme nada a medias y por eso estoy muy alegre". 

Ricardo Ten, a la tercera

El trío formado por Ricardo Ten, Pablo Jaramillo y Alfonso Cabello conquistó este sábado la segunda medalla para la selección española de ciclismo en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, al lograr el bronce en la velocidad por equipos y revalidar así ese mismo metal conseguido en Río 2016.

Ricardo Ten y el equipo de relevos EFE

El equipo español marcó el tercer mejor tiempo en la clasificatoria en el Velódromo de Izu, con un tiempo de 49"571, sólo por detrás de China (48"051, nuevo récord del mundo) y Gran Bretaña (48"524), con lo que se emplazó a la pelea por el bronce contra Francia (50"344), que hizo el cuarto mejor registro en la serie de acceso a las medallas.

Ya en la final, Ten, con una gran dosis de motivación para la cita y tras quedarse a las puertas de las medallas en la persecución individual, fue el encargado de realizar la arrancada para el equipo nacional, con Jaramillo en el segundo relevo y Cabello culminando el trabajo de sus compañeros en una última posta antológica que aupó a España al tercer peldaño del podio porque el equipo francés iba por delante en las dos primeras vueltas.

El equipo español realizó un tiempo de 49"209, en tanto que el francés invirtió 49"567 en realizar las tres vueltas al velódromo.

Tras recibir la medalla Alfonso Cabello señaló que esta competición "exige exprimirse al 100% y esto es un trabajo al 33% de cada uno, lo hemos hecho lo mejor que hemos sabido y aquí está el metal que en unos Juegos Paralímpicos, como se sabe, se cotizan muy caros y nos sabe a gloria".

Por su parte Ricardo, que consiguió su primera medalla como ciclista en unos Juegos Paralímpicos, reconoció que este metal en equipo “sabe el doble que una individual”. “Quiero dedicarle esta medalla a mis hijos y para toda la gente que me quiere y que ha estado apoyándome”. “Es un bronce que me sabe a oro”, concluyó.

Ten vuelve a un podio paralímpico nueve años después y reconvertido en ciclista, con lo que agranda su leyenda labrada antes en las piscinas. El valenciano dispondrá, además, de una nueva opción de medalla en la prueba contra el crono en carretera, que se disputará la próxima semana en Fuji.