03 de febrero de 2012
03.02.2012
ÁLEX GOZALBO

Solamente hay un camino

El reto ahora es consolidar el nivel de trabajo.

03.02.2012 | 12:40

Hoy imitaré la actitud de Roberto Íñiguez y dedicaré más tiempo a analizar los retos que le vienen al Ciudad Ros Casares que a regodearme en éxitos pasados, como la contundente demostración de fuerza ante el Galatasaray en la que Maya Moore se exhibió ante Diana Taurasi. El crecimiento del equipo es evidente y ese debe ser el reto de las próximas semanas: consolidar el nivel de trabajo. El único camino que puede conducir al equipo valenciano a competir por el título europeo es trabajar más y mejor que los demás.

Polkowice
Al Ciudad Ros Casares le quedan un máximo de dos partidos de Euroliga en La Fonteta, donde el 21 de febrero iniciará los octavos de final contra el CCC Polkowice. El conjunto polaco, que ataca mejor que defiende, se presentará con Evanthia Maltsi, escolta que hasta la semana pasada tenía una buena oferta para jugar en Estambul.

Final a Ocho
Lo mejor de la excelente primera fase del Ciudad Ros Casares es que, caso de acceder a la Final a Ocho, el equipo valenciano evitará a Fenerbahce, Galatasaray y Ekaterinburgo en la cita de Estambul, ya que el conjunto que entrena Roberto Íñiguez quedará encuadrado en el otro grupo. La empresa, con cuatro partidos en cinco días, no será sencilla.

Rivas Ecópolis
Otro de los próximos retos del equipo es recuperar el trono de la Copa de la Reina. Tras cuatro títulos consecutivos, el Ciudad Ros Casares lo dejó escapar el año pasado, que precisamente se disputó en Valencia, y ahora quiere recuperarlo en Arganda del Rey. Las semifinales le han emparejado con el Rivas Ecópolis, anfitrión y vigente campeón de la competición. El primer título importante en juego exige concentración máxima.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook