25 de abril de 2019
25.04.2019

"La ovación del Godó lo supera todo"

David Ferrer se mostró feliz por "la despedida perfecta" pese a la derrota ante Rafa Nadal en su último Godó

25.04.2019 | 22:59
David Ferrer llora de emoción tras decir adiós al Godó

El tenista valenciano David Ferrer ha señalado tras su derrota ante Rafa Nadal (6-3 y 6-3) en la tercera ronda del Barcelona Open Banc Sabadell-67º Trofeo Conde de Godó, lo que conlleva su adiós definitivo al torneo barcelonés al retirarse esta temporada a sus 37 años, que se va con una "despedida perfecta" ante un rival que le ganó sus cuatro finales disputadas en Barcelona.

"Me siento feliz, es lo que quería, el acabar mis últimos partidos con los mejores jugadores. Acabar aquí contra Rafa para mí es la despedida perfecta. El Godó es un torneo muy emotivo y especial para mí, he perdido cuatro finales y no lo he podido ganar. Pero haber estado cerca y luchando de tú a tú me maravilla poder acabar así, y más con Rafa", se sinceró en rueda de prensa.

Ferrer reconoció que, en el último juego del partido, en el que llevó a Nadal hasta la cuarta bola de partido, pensó en irse o no. "Ahora vienen todas las emociones, a veces es difícil. En el último juego estaba entre 'me voy o no me voy', no quería. Cuando ves a tu familia, te emocionas; vine al torneo de pequeño, me vine a vivir luego a Barcelona, y me emocioné un poco", admitió.

Tiene clara su decisión de retirarse, a sus 37 años, por mucho que el gusanillo de jugar en la Central de Barcelona le haya hecho emocionarse. "Con la ovación final del público, cuando te sientes tan querido, me siento muy orgulloso de lo conocido y del cariño de la gente", aseguró.

"Estoy feliz de terminar una gran etapa de mi vida, ha sido un camino maravilloso, he conocido a personas excepcionales. Me quedo con algún que otro amigo con el que voy a seguir vinculado. Me voy a vivir otras cosas, seguro que vinculado con el tenis porque es de lo que sé", apuntó.

Y el recuerdo de haber luchado de tú a tú con Nadal, un "'10' como persona", mejora ese sentimiento. "Da igual que no hubiera aplaudido porque sé el aprecio que me tiene, que es mutuo en todos los aspectos, tengo admiración. Me alegro mucho de haber coincidido con Rafa porque me ha hecho mejor tenista, he aprendido mucho de él y de su familia. Solo tengo buenas palabras", dijo sobre el de Manacor.

Del partido, lo calificó de "duro" aunque el resultado no lo haya "reflejado". "He tenido mis oportunidades, ha durado casi dos horas. Tampoco me he visto inferior, Rafa es favorito y estaba claro que iba a jugar mejor. Ha sido un partido disputado, en Madrid espero seguir con la misma dinámica y si puedo jugar contra Rafa aún mejor", argumentó.

Ferrer no se reprocha nada de su última semana en Barcelona. "La ovación de hoy no la supera nada. Han sido años de ganarse el cariño de la gente, se gana en 19 años de carrera y en el estar en el día a día. Es lo que más feliz me hace, que acabe el partido y coreen mi nombre, en la Pista Central, con tantas personas. Me es extraño, es algo que nunca olvidaré y lo tendré siempre en mí", se sinceró.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en...