21 de febrero de 2018
21.02.2018
VUELVE AL PIREO

El gran reto de Erick Green

Quiere liderar una victoria ´taronja´ y demostrar su valía ante Spanoulis y sus ex

01.03.2018 | 12:04
El gran reto de Erick Green

El Valencia Basket regresa a la Euroliga en una semana atípica, todavía con la resaca de la Copa del Rey y sin compromiso de Liga Endesa en el horizonte, ya que las ´ventanas FIBA´ han aplazado la jornada hasta el próximo fin de semana. Por tanto, los taronja afrontarán solo un partido esta semana, algo inaudito esta temporada y que debe servir al equipo de Vidorreta para seguir recuperando fuerzas tras una primera mitad de curso frenética.

El único partido de esta semana, eso sí, es muy especial para un jugador del Valencia Basket. Erick Green. El escolta norteamericano regresa a la que fue su casa durante la temporada pasada, El Pireo, para medirse a un Olympiacos con el que llegó a la Final Four de la Euroliga, pero en el que nunca llegó a tener el protagonismo que deseaba. Por eso decidió cambiar de aires y aterrizar en La Fonteta, donde tras un inicio de temporada increíble y un claro descenso en su rendimiento los meses siguientes, ahora poco a poco recupera su mejor versión.

"Será un partido muy especial. Estuve en la Final Four el pasado año, llegamos a la final de la liga griega, me gustaba esa plantilla, esos aficionados. Va a ser divertido jugar contra ellos y ojalá podamos ir y ganarles, eso sería lo que más me gustaría, ir y ganarles. Será divertido volver a Grecia", asegura Green, quien tiene especial ganas por medirse al mito Vassilis Spanoulis, que no estuvo en La Fonteta por lesión en la primera vuelta. «Es un gran jugador, no estuvo en la primera vuelta aquí, y hace muchas jugadas, puede anotar, asistir y rebotear», reconoce.

Sobre su rendimiento, Green asegura que su lesión en el tendón de Aquiles ha sido clave para no ofrecer su mejor versión durante algunos meses. "La lesión me hizo perder mucho. El Aquiles no me dejaba moverme, no podía cortar, no podía saltar, me molestaba mucho. Ahora estoy de vuelta, sano. La confianza ha vuelto para jugar como lo hacía antes. Ahora puedo meter mis tiros, puedo tirar cómodo en días libres, después de entrenamientos, ahora estoy de nuevo en el buen camino", asegura.

Por último, reconoce que la derrota contra el Iberostar Tenerife que les costó la eliminación a las primeras de cambio en la Copa del Rey, ha hecho daño al equipo. "Es duro, porque de verdad estábamos centrados en tratar de ganar un campeonato como la Copa del Rey, pero ya está, se acabó. Ahora toca estar preparados para el siguiente partido, para la Liga Endesa, para acabar en el Top3 y desde ya defender nuestra segunda plaza, seguir construyendo y ser mejor equipo cada día", concluye Green, llamado no solo a liderar al equipo mañana ante Olympiacos, sino en todo lo que queda de temporada en busca, un año más, de una plaza para la próxima Euroliga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes