11 de enero de 2011
11.01.2011
PRÓXIMO RIVAL Deportivo

Michel no llega a tiempo a Mestalla por los pelos

Su "sueño" era volver ante el VCF. Tres meses y medio después entrenó con el Depor, donde está cedido.

13.01.2011 | 21:21

Si por él fuera, «jugaría ya el jueves en Copa». Sin embargo, Michel sabe que todavía no está recuperado del todo de su grave lesión de menisco y se quedará con las ganas de vestirse de corto ante el Almería, y, sobre todo, el domingo frente el Valencia. El de Burjassot entrenó ayer por primera vez en tres meses y medio junto al resto de la plantilla del Depor —en el que se encuentra cedido esta curso—, pero no estará en condiciones de cumplir el que era su «gran sueño» desde verano: participar en el encuentro de Mestalla.

De nada ha servido finalmente la petición que realizó el mediapunta a Llorente en pretemporada. Se reunió personalmente con presidente y solicitó con éxito que no incluyese ninguna cláusula que le impidiese medirse a los blanquinegros. La operación a la que se sometióel 24 septiembre, no obstante, impedirá de todas formas que el canterano juegue el último compromiso de la primera vuelta liguera.

Michel se queda con la parte positiva. Tras pasarlo «muy mal» en las semanas posteriores a la intervención y «entrenar a muerte mañana, tarde y noche sin descansar», al menos ve la luz al final del túnel. Algo que no tenía nada claro cuando se vio obligado a parar. «Me hundí cuando decidimos que me operara. No me había lesionado en mi vida, y aunque me dijeron que la recuperación era de cuatro a seis meses, tenía miedo de no volver a jugar», reconoció ayer el futbolista de Burjassot.

El mediapunta, que ya no es partidario de ponerse «fechas ni metas», únicamente espera estar «pronto» a disposición de Lotina. Hasta entonces, «lo único importante es pensar en el partido de mi regreso», en el que podría demostrar que ahora tiene «aún más ganas» de demostrar sus cualidades y devolver al Depor la confianza depositada en él.

El canterano blanquinegro, que probó giros y lanzamientos a puerta, participó con éxito en el partidillo del entrenamiento. No trabajaba con sus compañeros desde el enfrentamiento liguero del 20 de septiembre ante el Getafe, cuando la rodilla se le bloqueó por tercera vez y tuvo que parar definitivamente. Durante la intervención realizada por el traumatólogo del club gallego, Rafael Arriaza, se confirmó que tenía una desinsercción menisco-capsular.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine