11 de agosto de 2018
11.08.2018
TROFEO NARANJA

La historia del Naranja nos habla de las estrellas que han pisado Mestalla

Garrincha, Beckenbauer, Pelé, Roberto Baggio...

11.08.2018 | 13:42
Juan Mata levanta el Trofeo Naranja conquistado en 2011.

24 de junio de 1959. Corría el minuto 36 cuando el astro brasileño Pelé le marcaba al Valencia con los colores del Santos en Mestalla. Aquel jugador que había estado a punto de traer al club valencianista en 1957 Eduardo Cubells, entonces secretario técnico, transformaba el primer gol en la historia del Trofeo Naranja. Desde entonces y hasta hoy, el torneo ha dejado muchos tantos, muchos jugadores de renombre y mucha historia. El Valencia Naranja es sin duda cita ineludible para el valencianista y un clásico de los torneos estivales.

El Bayer Leverkusen será el rival número 60 del Valencia CF en el Trofeo Naranja, una competición nacida como un triangular en 1959 y que, desde 1970 se disputa anualmente con el nombre de Trofeo Valencia Naranja. El conjunto dirigido por Heiko Herrlich será el sexto equipo alemán en jugar el Trofeo Naranja, tras Bayern, Borussia Mönchengladbach, Werder Bremen, Hamburgo y Kaiserlautern. Fue en 1972 cuando un equipo alemán compitió por primera vez por el Trofeo Naranja. Era el Bayern de Múnich de Franz Beckenbauer, Paul Breitner, Gerd 'Torpedo' Müller y Sepp Maier en la portería, jugadores que dos años más tarde ganarían la Copa del Mundo. Los que sí que habían ganado ya un Mundial fueron Zito, Garrincha o Pelé. Y es que en la primera edición del Trofeo Naranja, el Valencia invitó al Inter de Milán y al Santos brasileño, donde se encontraban tanto Zito como Pelé, que con tan solo 18 años fue capaz de meterle cuatro goles al Inter de Milán, en una goleada que acabó 7-1. El Santos, que acabó siendo campeón, precedió al Botafogo, que también traía a otro campeón del mundo, como Garrincha, considerado el mejor regateador de todos los tiempos.

Mario Kempes, Roberto Baggio, Dennis Bergkamp, Ronaldo Nazário o Totti han sido otras estrellas que han jugado el Trofeo Naranja. Sin embargo, no es ninguno de ellos quien tiene el récord de marcar más goles en el torneo. Fernando Gómez marcó ocho goles, siendo así el máximo realizador de la historia del Trofeo Naranja; Kempes, con 7 y Eloy Olaya, con 6, completan el podio. Pelé, teniendo el hándicap de haber podido participar en tan solo una edición, logró marcar 5, los mismos que su compatriota Romário. Bastante más abajo en la clasificación tenemos a Rodrigo Moreno, que con 2 goles es el jugador actual de la plantila con más tantos.

Por otra parte, Fernando Gómez también es el jugador con más partidos en el Trofeo Naranja, con 24 partidos repartidos en 13 ediciones, al que le siguen Arias, con 18, y Robert, Saura y Castellanos, todos con 16. En ese aspecto, Dani Parejo es el jugador con más partidos de la actual plantilla, con 7, los mismos que ediciones disputadas. Parejo, si juega hoy, será ya el undécimo jugador con más Trofeos Naranja diferentes jugados, con 8.

Si analizamos el Torneo, vemos que realmente tiene dos fases bien diferenciadas: la primera, del 1959 al 1964, denominada Trofeo Naranja, y la segunda, desde el 1970 hasta la actualidad, designada como Trofeo Valencia Naranja. Esta será la edición número 47 del segundo y la 51 de ambas. En total, el Valencia ha conseguido 28 títulos, mientras que si contamos desde 1970, el club de la capital del Turia lleva 26. Inicialmente el Trofeo Naranja se organizó como un triangular en el que siempre jugaba el Valencia el primer díar, mientras que el segundo se disputaba un partido entre los dos clubs extranjeros dejando así el tercer día el plato fuerte del torneo, la que casi siempre era la 'final'. Desde el 1959 hasta el 1997 fue así como se organizaba el torneo, con tan solo tres excepciones: la del 1976, donde cuatro equipos se disputaron el Trofeo con semifinales, final y un partido por el tercer puesto; la del 1985, con final a partido único y la del 1986, con el mismo proceder que el año anterior. A partir del 1997, el Trofeo Naranja se empezó a disputar a partido único por las limitaciones de tiempo de la pretemporada, con la excepción del 2005, año en el que se volvió al triangular.

En lo que se refiere a la procedencia de los rivales, los equipos favoritos del club parecen ser los de países mediterráneos, ya que 9 equipos italianos han jugado el Trofeo Naranja, con especial hincapié en la Roma y la Fiorentina, conjuntos que han disputado 3 ediciones del Trofeo Naranja. Diversos equipos españoles también han competido por el Trofeo Naranja, como el Barcelona, que lo ha jugado tres ediciones o el Real Madrid, que junto al AC Parma, es el equipo que más veces lo ha ganado, exceptuando al VCF, con dos títulos.

Por otro lado, también cabe destacar la presencia histórica de selecciones, como la de Hungría, que consiguió el Naranja en el 1981, o la de la Unión Soviética, meses antes de su disolución, en 1991. Los equipos rusos también han tenido especial importancia en el Trofeo Valencia Naranja, así como los equipos argentinos o brasileños, ya que al jugarse sus ligas de marzo a noviembre, venían como equipos rodados y armados con la suficiente competitividad como para alzarse con el trofeo. Este es el caso, por ejemplo, del año 1976, donde el CSKA Moscú y el Dinamo Moscú se disputaron la final tras derrotar en semis al Hércules y al Valencia CF.

Precisamente ese mismo año y ante el CSKA Moscú se produjo el 17 de agosto de 1976 el debut de Kempes como jugador valencianista. El jugador, que apenas había llegado a entrenar con sus compañeros, formó tripleta de ataque con el 'Lobo' Diarte y Johnny Rep y, pese a que tanto Diarte como Rep lograron marcar, la noticia del partido fue Mario Kempes, pero en este caso por su mala actuación. El argentino falló dos goles 'hechos', como recogen las crónicas de dicho partido y redondeó la noche fallando el primer penalti de la tanda que dilucidaba qué equipo pasaba a la final del torneo. El día siguiente, resolviendo el partido por el tercer y cuarto puesto, Kempes volvió a errar. Un centro medido de Rep en el minuto 26 fue rematado fuera por Mario a tres metros de la portería alicantina. Los aficionados valencianistas no podían ni imaginar que estaban ante, posiblemente, el mejor futbolista que ha jugado en Mestalla como jugador de Valencia, como así lo demostraría días más tarde con un doblete ante el Celta en su primer partido oficial con la camiseta valencianista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook