23 de mayo de 2020
23.05.2020
Superdeporte
SE CUMPLEN 19 AÑOS

La tanda de penaltis más triste de la historia

El 23 de mayo de 2001 el Valencia CF perdió la final de Champions con el Bayern... Nunca la Copa de Europa ha estado tan cerca como ese día

23.05.2020 | 15:13
Cañizares, desconsolado tras perder la final

Un 23 de mayo de hace 19 años el Valencia CF disputó su segunda final de la Champions League. Después de haber perdido el año anterior en París frente al Madrid (3-0), el sueño iba a perseguirse en esta ocasión en Milán contra el Bayern de Múnich. Una ilusión que terminó en cruel pesadilla tras una eterna tanda de penaltis en la que los alemanes se impusieron por cinco goles a cuatro.

Mauricio Pellegrino estrelló el balón contra el cuerpo y las manos de Oliver Kahn. Santiago Cañizares, David Albelda, el propio Pellegrino lloraron desconsolados, igual que miles de valencianistas en las gradas de San Siro, de muchos más todavía delante de sus pantallas de televisión. Ese día el Valencia fue campeón de Europa durante muchos momentos, rozó la 'orejona' con el falló en la tanda de penaltis del central Anderson... pero no fue posible. Pasado el tiempo, el club no ha vuelto a disputar una final de la Liga de Campeones. Nunca en la historia se estuvo tan cerca.



"Daría la vida y la del más allá por ganar esta final. Hemos corregido todos los errores que cometimos el año pasado antes del partido contra el Real Madrid. Para el Valencia CF y para mí es un orgullo y un privilegio llegar a la segunda final seguida. Peor sería tener que ver el partido por televisión", decía Héctor Cúper, entrenador argentino del equipo, en la previa del partido frente al Bayern de aquel 23 de mayo de 2001.

No iba a ser nada fácil. El Bayern de Munich iba a ser un rival duro, en sus vitrinas ya tenía tres títulos de la Copa de Europa (1974, 1975 y 1976) y desde entonces había perdido tres finales, especialmente dolorosa la de 1999 en el Camp Nou ante el Manchester United, cuando dejaron escapar el título con dos goles en el descuento. El Valencia CF llegaba con la lección aprendida, respaldado en la grada por más de 23.000 valencianistas, e incluso sintió el respaldo en público de Pelé: "El Valencia CF es mejor equipo y juega más al fútbol. No me gusta el Bayern de mi amigo Beckenbauer, es demasiado defensivo".

Mejor no pudo comenzar a escribirse la historia, con Mendieta adelantando al Valencia CF con un gol de penalti a los dos minutos de juego. La locura se apoderó de la marea naranja en la grada, que cuatro minutos después volvió a saltar de alegría cuando vio a Cañizares repeler un penalti lanzado por Mehmet Scholl. "Sí, sí, sí, la Copa ja está ací!", se escuchaba. Al descanso se llegaba con ventaja, momento en que Cúper dio entrada a Albelda reemplazando a Pablo Aimar. Hasta ese momento el Valencia había jugado con 'Pablito' en la punta del rombo, valiente. Hitzfeld también movió piezas: entró Jancker por Sagnol.

Parecía que iba a ser el gran día. Durante más de tres cuartos de hora el Valencia mandaba en el partido como campeón de Europa. Pero la balanza se equilibró en el minuto 50, cuando Effenberg marcó un penalti cometido por Carboni. Más que dudoso, Jancker tocó la pelota con las manos. El Bayern se creció y encerró al Valencia, pero sin ocasiones claras, como sí la tuvo Zahovic en el minuto 84 de encuentro, que no supo concretar tras un centro de Carew desde la derecha en el que Kahn aprovechó para blocar el balón tras un mal control del esloveno. Nadie fue capaz de mover el 1-1 en el marcador, tampoco después de los 30 minutos de la prórroga, así que el título de la Champions iba a decidirse en los penaltis.


 

La agónica tanda de penaltis

Comenzó lanzando el Bayern, pero Paulo Sergio disparó alto. Mendieta replicó con gol, con esa tranquilidad suya para el cara a cara con el portero. Marcaron también Salihamidzic, Carew, al estilo Mendieta, y Zickler. Le llegó el turno a Zahovic, disparo que paró Kahn, como hizo Cañizares a continuación con Andersson a ras de suelo. Ahí estaba el título. Se palpaba con los dedos... pero el portero alemán repelió al larguero el disparo duro y centrado de Carboni. Golpe psicológico. Marcaron Effenberg y Baraja, los dos con clase y frialdad, características innatas a estos dos fenómenos del fútbol.

Entonces, se llegó a la muerte súbita, donde no perdonaron Lizarazu, Kily González ni Linke, el central alemán engañó a 'Cañete'. Anímicamente, apenas quedaba vida. Pellegrino, Angloma, Albelda y Djukic eran los únicos lanzadores que quedaban. Se decidió Pellegrino. El desenlace ya se conoce. El 'Flaco' golpeó con la zurda, poco colocado, y repelió Kahn. El Valencia vivía la peor de las tragedias en un partido de fútbol. Murió en la orilla, casi casi saboreando unos minutos antes el cetro al mejor equipo de Europa. Lo ganó el Bayern después de 25 años de sequía.



Las imágenes de aquel día van a perdurar a lo largo de la historia. Dolor y valor, el de la grandeza de lo hecho por el Valencia de Cúper. La Máquina. Momentos imborrables, como las lágrimas de Cañizares mientras se quitaba del cuello la medalla de subcampeón que dieron la vuelta al mundo o la desolación del 'Flaco' Pellegrino tras fallar su penalti. Años después, el argentino reconoció que recuerda ese momento "con mucha satisfacción a pesar de la dificultad de haber errado un penalti en una final de Champions. Llegamos muy lejos en la Champions, lo cual es difícil".

Una final histórica de la Champions, que como recoge este reportaje de Canal+ en su día fue también una batalla entre los dos mejores porteros de Europa y el mundo en el comienzo del siglo XXI. Oliver Kahn y Santi Cañizares.





Ficha técnica:

(5) 1. Bayern: Kahn, Sagnol (Jancker, min. 46), Lizarazu, Kuffour, Patrik Andersson, Scholl (Paulo Sergio, min. 108), Elber (Zickler, min.100), Effenberg, Salihamidzic, Hargreaves y Linke.

(4) 1. Valencia CF: Cañizares, Pellegrino, Mendieta, Carew, Ayala (Djukic, min. 90), Carboni, Sánchez (Zahovic, min. 66), Kily González, Baraja, Angloma y Aimar (Albelda, min. 46).

Goles: 0-1, min. 2: Mendieta, de penalti. 1-1, min. 50: Effenberg.

Penaltis:

0-0. Paulo Sergio: fuera.

0-1. Mendieta.

1-1. Salihamidzic

1-2. Carew.

2-2. Zickler.

2-2. Zahovic: para Kahn.

2-2. Andersson: para Cañizares.

2-2. Carboni: para Kahn.

3-2. Effenberg.

3-3. Baraja.

4-3. Lizarazu.

4-4. Kily González.

5-4. Linke.

5-4. Pellegrino: para Kahn.

Árbitro: Dick Jol (Holanda).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook