29 de agosto de 2018
29.08.2018
29/08/2018

Una ovación para Peter Lim

El máximo accionista del Valencia logró por fin su gran objetivo

29.08.2018 | 13:15
Una ovación para Peter Lim

Yo les voy a ser franco y sincero a la vez. Si a ustedes les gusta el fútbol de verdad, ese fútbol que te pone los pelos de punta cuando ves un partidazo y más si ese partidazo lo protagoniza tu equipo del alma, el martes te tocó irte a la cama con una sonrisa de oreja a oreja. Miren, que Guedes, por fin, fuese declarado fichaje oficial del Valencia CF  te obliga a olvidar el partido contra el Espanyol y a pensar casi de forma inmediata que no existe mejor noticia para los valencianistas que este fichaje para celebrar un Centenario por todo lo alto. Y sí, Guedes ya está aquí y lo justo y casi 'pelotilla' en el fondo, consiste en felicitar a Peter Lim por ponerse manos a la obra y cerrar una operación que por momentos parecía casi del todo imposible.

El Valencia CF gana mucho con Guedes y se ha disparado de alguna forma la euforia entre los aficionados del Valencia casi de forma automática. Ahora ya no existe apenas un mal inicio del campeonato. Lo único que importa, lo realmente atractivo, es que el Valencia ha recuperado a su gran estrella cuando todo parecía indicar, por tiempo y forma, que nos íbamos a quedar sin Guedes para todo el año. Ahora bien, aunque la operación fue más compleja de lo que todos esperábamos al finalizar el curso pasado, lo que si que hay que decir e incluso puntualizar, es como ha tomado las riendas Peter Lim y como ha encarado personalmente al final el fichaje de Guedes nuestro máximo accionista. Y eso es una gran noticia para todo el valencianismo. Si nos damos cuenta, poco a poco y en los últimos meses, la labor de Peter Lim ha cambiado de forma manifiesta. De tener un equipo ramplón dirigido por gente ramplona tanto en el departamento oficial del club como sobre el terreno de juego, el Valencia ha dado un giro enorme tanto deportiva como económicamente.

Y debemos ser justos. El equipo de fútbol puede ganar, empatar o perder, lo normal en estos casos. Pero lo que sí resulta destacable y hasta envidiable es lo mucho que ha cambiado la historia en este histórico club de fútbol. Hemos pasado, casi en un visto y no visto, de ser un equipo rozando la vergüenza y la Segunda División a estar en Champions y con tintes de aspiraciones para casi todo... con esto no quiero decir que vamos a ganar casi todo, sí digo que vamos a competir con todas las de la ley y con un equipo indudablemente muy superior al de la primera época de Peter Lim. Con Guedes se completa un círculo que a mi me parecía prácticamente imposible al final de la pasada campaña. Y sí, hemos empezado mal o regular, pero existe tiempo de sobra para modificar nuestros resultados e ir colocando al Valencia en el lugar que por plantilla se merece estar en esta competición. Este Valencia va a dar mucho que hablar.

Y eso tan simple pero tan complicado tiene un mérito enorme que debemos resaltar. Es cierto, y hasta bueno, que nos hagamos eco del gran notición de tener a Guedes con nosotros. La noticia evidentemente es esa y ninguna más. Pero yo le pego un guiño a Peter Lim y me encantan un par de cosas en su gestión. Me encanta como ha cogido el toro por los cuernos y ha cerrado en un visto y no visto el fichaje de Guedes... pero lo que más me gusta y hasta me sorprende es el giro que ha dado en su forma de entender el fútbol moderno en muy poquito tiempo. El fichaje de Alemany, recomendado por un hombre de fútbol en Singapur, fue el primer paso serio de convertir al Valencia en lo que es hoy en día. Y ese cambio y lo de Guedes se merece una ovación terrible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook