06 de diciembre de 2018
06.12.2018
06/12/2018

El gran potencial del Sevilla

Diez puntos separan a ambos conjuntos en la tabla clasificatoria

06.12.2018 | 12:12
El gran potencial del Sevilla

El próximo duelo del Valencia CF tiene morbo. Visita Mestalla un conjunto como el Sevilla que está demostrando por activa y por pasiva que está mucho mejor parido y planificado que el actual Valencia. De la rivalidad entre ambas escuadras, rivalidad nacida en los últimos años, queda un poso de desencanto hacia el Sevilla por parte de la afición valencianista casi imposible de no explicar. Pero la realidd es tozuda y esa realidad de ahora mismo nos indica que en tan sólo catorce partidos que llevamos disputados en la actual competición la diferencia entre el Sevilla de Machín y el Valencia de Marcelino es tristemente e irremediablemente favorable al Sevilla de forma rotunda. El tema está claro. Nos sacan nada más y nada menos que diez puntos en tan sólo esas catorce jonadas y lo que parecía que iba a ser una rivalidad especial con los andaluces se está quedando algo vacía para los valencianistas dada la enorme diferencia de juego entre ambas escuadras. El Valencia está ofreciendo una imagen preocupante y no da señales de reacción algo claras para creer con seriedad en un futuro mucho más fuerte y preparado. En la entrevista que ayer publica SUPER con Anil Murphy la respuesta del presidente, sobre el futuro de Marcelino, fue casi contundente: «¿Marcelino? No hay garantías en fútbol. Solo tengo la garantía de que Peter Lim va a seguir con este proyecto». Como ven la respuesta acarréa todo tipo de improvisaciones pero existe una realidad que es del todo impepinable: el Valencia no está cumpliendo con los objetivos y el futuro de Marcelino empieza a sr un poco dudoso para quién manda. Piénsenlo bien. Murphy podría haber roto una lanza claramente a favor de Marcelino y su continuidad en el cargo y, sin embargo, ha dejado abierta la posibilidad de que es un cargo que está bajo sospecha. No digo que Marcelino ya esté sentenciado ni mucho menos. Pero sí que digo que este equipo que parece descosido y roto tiene que reaccionar casi de inmediato si quiere vivir dentro de la normalidad. Marcelino puede mandar los mensajes que quiera. Pero el mensaje más válido de todos es el de Murthy y ese mensaje es sospechoso y algo desilusionante.

Marcelino afirma después de cada partido que el equipo ha actuado bien pero su máximo responsable en el equipo ya está dando muestras de que el asunto empieza a ser preocupante. De 'todo bien' nada de nada. Murthy afirma que si no cambia va a ser imposible llegar a nuestro compromiso que es estar entre los cuatro primeros.Y afirma rotundo: «Hay prisa». Como pueden apreciar los mensajes lanzados por el entrenador y su presidente son francamente contrapuestos. Y yo lo único que espero es que el equipo reaccione y comience a generar buen juego y buenos resultados casi de forma automática. Y eso significa que la visita del Sevilla es la mejor opción que tenemos inmediatamente después de la Junta General que va a tener lugar este inmediato viernes. Después de la Junta, eso sí, llega el Sevilla y ahí tenemos que ganar por narices.

Y lo de Guedes

Y miren, si existe un jugador en la actual plantilla del Valencia que no está para jugar ni un solo minuto ese es Gonçalo Guedes que es indudable que juega los partidos casi arrastrándose. Marcelino dirá lo que quiera pero médicamente a Guedes le pasa algo y eso hay que solucionarlo a la voz de ya. Dejar que pase el tiempo es a su vez perder el tiempo con Guedes.


Más opiniones de Vicente Bau.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook