26 de diciembre de 2018
26.12.2018

Remedios caseros para el dolor de cabeza tras las fiestas navideñas

Te damos varios consejos para evitar la resaca y empezar el año nuevo con buen pie

26.12.2018 | 09:03

La resaca, el gran enemigo de las fiestas que todo el mundo quiere evitar, y más si acabamos de darle la bienvenida al 2019. Después de una noche de celebración, con una comilona regada con vino y otros licores, los excesos pasan factura. Dolor de cabeza, cansancio y malestar general son los síntomas de esta incomoda compañera de viaje que, afortunadamente, puede paliarse con una serie de remedios caseros.

Hidratación


Getty Images

El camino a la recuperación comienza con la hidratación. Cuando tienes resaca estás deshidratado, por lo que céntrate en beber agua. El consumo de una bebida deportiva también puede ayudar al organismo a recuperarse de una resaca.

Mango y otras frutas


Existen evidencias de que los azúcares naturales que se encuentran en las frutas podrían ayudar a eliminar el alcohol del organismo un poco más deprisa. Buenas opciones son los mangos, las uvas, las peras, la sandía y las bananas.

Huevos con bacon


Getty Images

Aunque parezca una broma no lo es. Los huevos contienen una sustancia denominada cisteína que elimina el aldehído, una sustancia que se acumula en el cuerpo cuando se bebe demasiado. El bacon, por su parte, es rico en aminoácidos, que también combaten la resaca.

Chocolate


Eleva el nivel de azúcar del cuerpo para facilitar la digestión del alcohol y eliminar toxinas. Un truco es derretir varios trozos de chocolate negro en agua para rehidratar el organismo.

Miel


Getty Images

Un par de cucharadas nada más levantarse y como nuevo, aunque depende de la cantidad de alcohol ingerido, claro. La miel es rica en potasio y fructosa, elementos que se pierden cuando se ha bebido demasiado.

Zumo de limón


Depura el hígado tras un exceso de alcohol con un buen zumo de limón mezclado con un poco de agua. Puede resultar amargo,pero hidratará tu cuerpo y recuperarás los minerales perdidos gracias a su propiedad alcalinizante.

Jengibre


Getty Images

Si tu resaca es de las gordas, un té de jengibre fresco puede ayudarte a disipar las horribles náuseas. Puedes añadirle miel o zumo de limón o de naranja. También puedes probar con el pan o las galletas.

Garbanzos


Los garbanzos son fuente de vitamina B6, por ello es recomendable ingerirlos con antelación, para protegerte de las resacas. La vitamina B1, que se encuentra en los espárragos, también ejerce un efecto protector.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook